Running y yoga. Yoga y running. Dos disciplinas muy diferentes, pero, a la vez, una de las combinaciones más efectivas si el objetivo es mejorar tu rendimiento.  

Muchos runners creen que el yoga no es un ejercicio apto para corredores. En ocasiones se piensa que es una disciplina demasiado tranquila, incluso aburrida, y con la que difícilmente uno se puede poner en forma y quemar calorías. Nada más lejos de la realidad.

Desde el Departamento de Fitness de Metropolitan recuerdan la importancia de combinar diferentes disciplinas para mejorar los resultados en cualquier actividad, especialmente en el running. Si bien es cierto que no todas las actividades son compatibles entre sí y que es importante elegir aquellas que realmente gusten y vayan acorde con la personalidad de cada uno, el yoga y el running son una de las combinaciones más recomendadas para mejorar el rendimiento de un deportista.

El equilibrio entre entrenamiento cardiovascular y muscular, sin dejar de lado el control postural, la flexibilidad y la relajación, hacen del running y el yoga la combinación perfecta.

BENEFICIOS DEL YOGA PARA RUNNERS

  • Mejora la respiración. Uno de los beneficios del yoga es que te permite ser más conscientes de la respiración en cada una de las acciones que lleves a cabo. El yoga te ayudará a conseguir respiraciones menos forzadas mientras corres y más pausadas en reposo, hecho que mejorará tu resistencia en la práctica del running.
  • Incrementa la flexibilidad. La flexibilidad es sumamente importante en un corredor y en aquellos grupos musculares implicados en la carrera: gemelos, isquiotibiales, cuádriceps, abductores, glúteos, etc. Gracias a la práctica del yoga y al trabajo de flexibilidad, el runner aumentará la fuerza de la contracción muscular para saltar o correr, además de proporcionar más velocidad realizando los movimientos de forma más rápida y ágil e incrementar la masa muscular que ayudará incrementar la potencia y el rendimiento.
  • Relaja el cuerpo y la mente. Una de las herramientas que brinda el yoga es la capacidad de concentración y relajación. La relajación física y mental es clave para cualquier corredor, pues ayudará a mejorar la calidad de sus entrenos, hará que disfrute mucho más del running y mejorará la recuperación muscular tras una carrera.
  • Reduce el riesgo de lesión. Con la práctica del yoga fortaleces los diferentes grupos musculares y mejoras la postura. Balance, equilibrio y alineamiento son tres de los atributos más conocidos de esta disciplina milenaria y es de especial importancia para runners. Una musculatura tonificada y una postura correcta mejorarán cada zancada y ayudará a que el impacto sea menos agresivo para las articulaciones.

Asanas de yoga como el Corredor, la Pinza, el Guerrero y la Cobra te aportarán movilidad en la columna, fuerza en espalda y piernas y te proporcionará equilibrio, estabilidad y control en tu cuerpo. Además, cada una de las posturas te ayudará a abrir y alinear diferentes partes del cuerpo como hombros, columna y caderas y estirarás y flexibilizarás todos los músculos.

Gracias a la consciencia corporal que se desarrolla con el yoga, podrás estar más conectado con tu cuerpo, reconocer articulaciones, músculos y tendones, y también conocer sus límites. De este modo, escuchando tu cuerpo de forma activa y consciente, te resultará más fácil diferenciar cuándo una molestia indica un esfuerzo necesario para mejorar, y cuándo señala una posible en lesión.