El verano está llegando a su fin y con él el final de las vacaciones: volver a la rutina, activar de nuevo el despertador y retomar los hábitos saludables. Y es que septiembre es un mes de marcarse nuevos objetivos y propósitos, entre los que apuntarse al gimnasio no suele faltar. Si bien es cierto que darse de alta en el gym es un paso necesario para empezar a practicar ejercicio de forma regular y llevar una vida activa y saludable, no es el más complicado de todos. El reto para cualquiera que empieza un nuevo curso en el gimnasio es mantener la motivación con el paso del tiempo.

Antes de empezar a ir al gimnasio recuerda que la planificación es clave para mantenerte motivado, de este modo evitarás tirar la toalla a la primera de cambio. Planificar adecuadamente tus sesiones de entrenamiento junto con una rutina saludable de alimentación te ayudarán a conseguir tus objetivos de forma rápida y eficaz, manteniendo las ganas y la motivación necesarias para convertirlo en un hábito más de tu día a día.

¡Acaba con la pereza y motívate!

La pereza y la falta de planificación cuando se quiere empezar a ir al gimnasio e iniciar un cambio de hábitos suelen ser la razón principal por la que muchos abandonan. Y muchas veces la causa se encuentra en las bases del planteamiento. Pero, ¿cómo evitarlo? Antes de nada, márcate un objetivo claro que sea el motivo real por el que quieres ir al gimnasio. En segundo lugar, es necesario tomar consciencia de que para conseguir ese objetivo deberás emplear un esfuerzo extra y algún que otro sacrificio, como dedicarle algunas horas a la semana a tu actividad física y acompañarlo de un cambio de hábitos también en la alimentación. Por ello, Metropolitan pone a tu disposición un equipo de profesionales del fitness y la nutrición que te ayudarán y te asesorarán desde el principio. Ya sea a través de un entrenador personal que marque unas pautas y rutinas en función de tu condición física y objetivos, o un especialista en dietética y nutrición que te guiará hacia una alimentación más saludable. Recuerda que, para no perder la motivación, es muy recomendable contar con su apoyo para iniciar el camino con pie firme y obtener los mejores resultados.

¿Por dónde empezar a entrenar?

Una vez tengas tu o tus objetivos bien definidos, llega el momento de ponerte manos a la obra. ¿Quieres perder peso?, ¿ganar masa muscular?, ¿aumentar tu resistencia cardiovascular? Sea cual sea, en los centros Metropolitan encontrarás las mejores instalaciones con las últimas novedades en equipamientos y tecnologías para la práctica del fitness, así como una larga posibilidad de actividades dirigidas y servicios de entrenamiento personal para que empieces tu andadura en el gimnasio de la manera que más te guste.

En términos generales, para alguien nuevo en el gimnasio -aunque cada caso debe valorarse de forma específica- se le recomienda combinar ejercicios anaeróbicos, usando pesas para incrementar la fuerza y la potencia, y construir así una buena base muscular para la práctica de actividad física. Con ejercicios aeróbicos que pueden ir desde el running, el cycling o ejercitarse con la elíptica, hasta muchas de las clases dirigidas que Metropolitan ofrece como actividades acuáticas o el Zumba. Además, también existen otras disciplinas que combinan ambos ejercicios como Cross Met o Body-Pump. Ten en cuenta que si trabajas con pesos libres y máquinas deberás primero aprender la técnica para una correcta ejecución de los ejercicios. Recuerda que siempre puedes consultar tus dudas a los técnicos de la sala de fitness o asesorarte con un entrenador personal de Metropolitan. Saber ejecutar los ejercicios y entrenar correctamente no sólo te prevendrá de posibles lesiones, sino que te ayudará a sacarle mucho más partido a tu rendimiento deportivo.

Cuidar la alimentación es imprescindible

Si es aconsejable ajustar el tipo de entrenamiento a cada persona de forma individual, en el caso de la alimentación todavía hay que ser más preciso a la hora de hacer una planificación nutricional. En la red, y en el boca a boca, circula una gran cantidad de información sobré qué comer y cuánto comer cuando queremos hacer un cambio de hábitos. En estos casos es muy recomendable, y necesario, que un experto en nutrición guíe y dé soporte a la persona que está dispuesta a dar un cambio en su vida para que disfrute de ello sin que pierda la motivación.

¡Felicítate!

Date la enhorabuena por haber decidido darle un cambio de rumbo a tu rutina hacia un estilo de vida más saludable. Con tu motivación bien alta, junto con la ayuda y el asesoramiento adecuados, ¡el éxito está asegurado!

Si quieres obtener más información sobre servicios de entrenamiento personal o asesoramiento nutricional puedes acercarte a tu centro Metropolitan más cercano o visitar su página web.