¿Con qué temazos te gusta entrenar? La música es un gran incentivador en el deporte. Nos aporta la energía que a veces le falta a nuestro cuerpo y la motivación que un estado de ánimo bajo puede llegar a quitarnos. En definitiva, mejora nuestro rendimiento deportivo.

Escuchar la música que nos gusta disminuye la sensación de esfuerzo que experimentamos cuando entrenamos. Es más, el ritmo de la música lleva a nuestro cuerpo a moverse en sintonía con lo que escuchamos, a sincronizarse con la canción. De ahí que en las clases de cycling la música esté alta y los temas marquen de manera definitiva el ritmo y la cadencia de la sesión, ayudándonos a entrenar tal y como el instructor ha planificado. El tempo de la música marca el ritmo del entrenamiento.

Además, cuando realizamos una actividad cardiovascular la resistencia física experimenta una mejora de hasta un 15% al escuchar música. Así lo corrobora un experimento dirigido por científicos de la Universidad de Brunel, en Londres, y realizado a más de 12.000 corredores que entrenaron con canciones míticas de Queen, los Red Hot Chilli Peppers y Madonna.

El tipo de música que escogemos para la práctica deportiva dependerá, no obstante, de qué ejercicios, resistencia e intensidad estamos buscando. Para entrenamientos de alta intensidad y cardio necesitamos música de mucho ritmo y con un tempo más acelerado que potencie nuestra motivación y energía. Para actividades como el yoga, por contra, la música debe ser muchísimo más suave y con un volumen mínimo; melodías que nos inviten a la relajación, la meditación y a la abstracción total.

En Club Metropolitan hemos seleccionado 20 canciones para un entrenamiento HIIT, de alta intensidad. Se trata de canciones elegidas entre las clásicas y eternas motivadoras; las listas más recientes publicadas por Spotify y otras plataformas, y algunas que nos gustan a nosotros. ¿Forman parte de tu lista de reproducción?

1. Eye of the tiger, de Survivor. Rocky Balboa sigue motivando a muchos deportistas para superarse en su entrenamiento y sobrevivir a ejercicios de mucha intensidad, nos transporta a la mítica historia del boxeador.

2. The final countdown, de Europe. Perfecta para el último spring. También forma parte de la banda sonora del legendario Rocky. No importa cuántas veces la hayamos escuchado, su melodía y ritmo nos da un empujón en los últimos suspiros de nuestro entrenamiento.

3. You Shook Me All Night Long, de AC/DC. Nada como la guitarra eléctrica de este grupo atemporal y la voz rasgada de su cantante para dejarse llevar y disfrutar al máximo del ejercicio físico.

4. Immigrant Song, de Led Zeppelin. Una canción protesta que invita a luchar, a sacar toda nuestra fuerza y resistir la dureza del ejercicio.

5. Numb, de Linkin Park. Es un grupo que suele estar en las listas de muchos deportistas.  Con esta canción experimentamos la gradualidad de una sesión de fitness, empezando con una intensidad media para después alcanzar una intensidad alta.

6. Smells Like Teen Spirit, de Nirvana. Otro fantástico grupo cuya música nos ayuda a obtener energía y motivación. Los cambios en la melodía y el ritmo son óptimos en entrenamientos donde se combinan intensidades y resistencia.

7. Can´t Hold Us, del rapero Mackelmore, Ryan Lewis y Ray Dalton. Esta puede ser la mejor elección para iniciar tu rutina deportiva. Ofrece un “subidón” progresivo que activa nuestro cuerpo y mente gracias a la introducción de diferentes elementos tanto musicales como vocales –rap y melodía-.

8. Don't You Worry Child, de Swedish House Mafia. Relativamente actual pero de las que se quedarán algún tiempo. Nuestro centro deportivo hoy es como el parque al que acudíamos de niños, un lugar de desconexión donde además hacemos deporte. Esta canción nos aporta también un mensaje de serenidad que combinado con el estilo house de su música nos ofrece todo lo que buscamos cuando vamos a nuestro centro: adrenalina y despreocupación.

9. Talk Dirty, Jason Derulo (ft 2 Chainz).Una de las más gamberras que nos recuerdan que al gimnasio también vamos a divertirnos. De esas que tarareas sin cesar.

10. Get Lucky, de Daft Punk. Ideal para los viernes, para recordarnos lo felices que nos hace que llegue el fin de semana y con una melodía que promueve un estado zen y de felicidad. 

11. Summer, de Calvin Harris. Con la llegada del verano, del buen tiempo y la apertura de las terrazas, este tema ambienta nuestras sesiones de ejercicio físico como ningún otro. ¡El verano ya está a la vuelta de la esquina!

12. Wake me up, de Avicii. Sin duda, esencial para empezar el día ya que invita a despertarnos con su título y su jubilosa melodía.

13. Viva la vida, de Coldplay. Un auténtico himno a la vida, que utilizó también el Club de Fútbol Barcelona para la celebración de sus triunfos. El mensaje positivo de su letra y la alegría que transmite su ritmo son auténticos incentivadores de la motivación en nuestro entrenamiento.

14. Vivir mi vida, de Marc Anthony. Para los que aman la música latina. Porque sí, también hay muchos deportistas que escuchan reggeaton y salsa para tener más energía y alegría durante la práctica de deporte. Otro de los temas que llegan para quedarse porque nos inyectan una gran dosis de positividad.

15. Play Hard (feat. Ne-Yo & Akon), de David Guetta. Una de las más marchosas con diferencia y su letra es también energizante. Work hard!

16. Uptown Funk – Mark Ronson ft. Bruno Mars. Spotify la incluye en sus listas de cardio. Nos anima a bailar, cantar y, en definitiva, hacer ejercicio.

17. Won't Look Back, de Duke Dumont. Adrenalina pura, eso es lo que esta canción nos transmite. Ya sea por su música, por su enérgica cantante o por la fuerza de su mensaje.

18. Runnin' (Lose It All) ft. Beyoncé, Arrow Benjamin, de Naughty Boy. ¡Perfecta para correr en la cinta!

19. Faded, de Alan Walker. El tema más popular del momento. De hecho, Club Metropolitan dedicó una Master Class de Cycling a esta canción, jugando con los ritmos pero manteniendo la melodía, que a muchos nos encanta.

20. Work, de Rihanna y Drake. Ideal para mover las caderas y dejarse llevar. Hasta Barack Obama la canta, la revista Time compartía recientemente un divertido vídeo en la que se puede ver al presidente de los Estados Unidos cantando la canción, en un montaje casi perfecto. Work, work, work out!


Motívate con la música que más te gusta. Eso sí presta atención al volumen, que no sea demasiado elevado, y no te sumerjas 100% en lo que escuchas, debes ser consciente de lo que te rodea y del ejercicio que estás llevando a cabo.

¿A qué suena tu entrenamiento físico? ¡Cuéntanoslo!