Mantenerse en forma y tener una actividad física regular nos mantiene sanos y nos protege de enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la diabetes, o incluso el cáncer.
Pero ¿y si te dijésemos que nunca es tarde para empezar a hacer ejercicio? Un estudio realizado por investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de los EE.UU revela que ponerse en forma a los 40 o 50 años tiene los mismos beneficios para la salud que hacerlo a los 20. Y no sólo eso, sino que, además, reduce el riesgo de muerte prematura.

Un descubrimiento muy interesante, ya que, si bien la mayoría de las investigaciones que había hasta la fecha analizaban la actividad física en un momento concreto de nuestra vida, en este caso se estudia qué ocurre si se alternan periodos de actividad e inactividad, tanto si se ha mantenido un estilo de vida saludable de joven y después se ha abandonado, como si se ha llevado una vida sedentaria y se empieza a llevar una vida más activa.

En este sentido, los investigadores observaron que las personas que habían hecho ejercicio de forma constante hasta llegar a los 40 o 50 años, tenían menos riesgo de sufrir una muerte prematura que aquellos que nunca lo habían practicado. Y que aquellas personas que no habían realizado deporte de jóvenes y empezaron a hacerlo pasados los 40, podían obtener los mismos beneficios que cualquier persona que llevaba haciéndolo de forma habitual desde joven.

Así que, si rondas la mediana edad y no has hecho nunca deporte, ¡que sepas que aún estás a tiempo de llevar una vida healthy y vivir una segunda juventud!

Disfrutar de los beneficios del deporte es algo que está al alcance de cualquiera y puede hacerse a cualquier edad, pero ¡ojo! Si dejas de practicarlo sus efectos también desaparecerán.

Y si eres de los que está empezando a hacer ejercicio físico, qué mejor forma de hacerlo que rodeado de los mejores profesionales. El equipo de expertos de Metropolitan te ayudará a iniciarte de forma progresiva marcándote un plan de entrenamiento personalizado y adaptado a ti.

Ahora ya lo sabes, nunca es tarde para empezar a cuidarse y llevar buenos hábitos. Mantenerse activo y hacer deporte de manera habitual debería ser una prioridad de todos, independientemente de la edad. Recuerda que el ejercicio es uno de los pilares más importantes de nuestra salud, junto con una alimentación equilibrada, un buen descanso y el bienestar emocional.