Muchos no nos dejamos de repetir que deberíamos empezar a ponernos en forma, pero resulta que nunca encontramos el momento para hacerlo. Y es que, a menudo, nos surgen planes de última hora que nos cuesta rechazar. Es en este momento cuando empezamos a reflexionar y acabamos afirmando que nosotros no estamos hechos para ir al gimnasio. Pero a lo mejor nos falta conocer los motivos para hacer ejercicio. No te preocupes, aquí tienes todas las “buenas consecuencias” de hacer deporte.

Los científicos tienen mucho que decir. Ya hemos comentado en post anteriores que estudios científicos demuestran que hacer deporte libera las hormonas que nos ayudan a mitigar el dolor, facilitar la conciliación del sueño y mejoran nuestro estado de ánimo. Estas son las endorfinas, la serotonina y la dopamina comúnmente conocidas como “las hormonas de la felicidad”.

La mejora en las lesiones y la prevención de dolores. Los dolores musculares que algunos de nosotros sentimos regularmente o el malestar que nos provoca el hecho de tener una lesión, son aspectos que entorpecen de una manera u otra nuestro día a día. Aunque muchas veces sobrellevamos situaciones físicas molestas, existen métodos para mejorar nuestra calidad de vida, prevenir dolencias en las articulaciones y fortalecer los músculos para evitar dolores. Sí, estamos hablando de hacer deporte para curar lesiones y prevenir el dolor. A modo de ejemplo, el ejercicio de pilates funciona muy bien para los dolores de espalda e ir en bicicleta estática fortalece nuestros músculos para evitar lesiones en las piernas.

Dolor de cabeza, ¿qué es esto? Hacer ejercicio de forma regular previene los dolores de cabeza e, incluso, los médicos recomiendan hacer deporte para aquellas personas que son propensas a sufrir migrañas. Y es que las hormonas que segregamos funcionan como analgésicos naturales que pueden aliviar o eliminar esas pequeñas jaquecas.

Seguridad en ti mismo. Hacer deporte y superar nuestras limitaciones físicas siempre es un reto. Y es que ver que conseguimos nuestros objetivos es como un chute de adrenalina para sentirnos mucho más seguros de nosotros. Pues si somos capaces de marcarnos una rutina en el gimnasio y ponernos en forma aunque nos cueste, también somos capaces de afrontar cualquier dificultad que se nos presente en nuestro día a día.

Desconectar para volver a conectar. La gente que va al gimnasio siempre anuncia a los cuatro vientos que hacer deporte les va bien para desconectar de la rutina. Pues resulta que no es un mito, sino una realidad. En cualquier trabajo se nos presentan situaciones estresantes y tenemos que evadirnos de ellas durante un corto periodo de tiempo. Aquí tienes la solución: desconecta y ponte en forma.

Resultados físicos. Depende de lo que queramos conseguir tendremos que adoptar un programa de ejercicios u otra. Si queremos bajar de peso es mejor enfocar nuestro entrenamiento en ejercicios cardiovasculares. Por lo contrario, si queremos ganar fuerza para lucir un cuerpo fortalecido es mejor que nos centremos en las máquinas de musculación. De todos modos, veremos que al cabo de unas pocas semanas nuestro cuerpo se irá adaptando a la nueva situación física y nos sentiremos más activos, felices… ¡y atractivos!

No tienes excusa para empezar hacer deporte y a notar todos estos beneficios en tu cuerpo y mente. ¿A qué esperas para sentirte mejor? No dudes más y acude a uno de nuestros centros Metropolitan más cercano a tu casa a apuntarte para formar parte de la comunidad MET. Ante esta situación no estarás solo, pues en nuestros gimnasios siempre hay un equipo de expertos en fitness que están a tu disposición para que consigas tus retos personales y resuelvas tus dudas.