¿Sabías que las proteínas son esenciales para tu cuerpo? Juntamente con los hidratos de carbono y las grasas saludables, las proteínas son uno de los nutrientes principales que no pueden faltar en tu dieta y, mucho menos, si practicas deporte.

Las proteínas son macronutrientes esenciales formadas por bloques conocidos como aminoácidos que ayudan al crecimiento y mantenimiento de las células y tejidos corporales. Estas cumplen funciones imprescindibles para nuestro organismo, ya que producen energía, combaten los organismos invasores, transportan vitaminas…

Además, la ingesta de alimentos ricos en proteínas es muy positiva para ayudarte a aumentar tu rendimiento deportivo y mejorar en tus entrenamientos. Algunos de los beneficios derivados del consumo de proteínas son:

  • Aumentan el rendimiento físico. Las proteínas son muy útiles si haces mucha actividad física, ya que permiten reparar el tejido dañado después de largos esfuerzos. Por ello, los deportistas profesionales consumen una cantidad elevada de proteínas para mejorar su rendimiento físico.
     
  • Reducen la sensación de saciedad. Por sus propiedades, los alimentos ricos en proteínas ayudan a reducir el apetito y los niveles de hambre. De esta manera, producen energía para un largo período de tiempo y, como provocan una sensación de plenitud, también ayudan a controlar y perder peso.
     
  • Estimulan el metabolismo. La ingesta de proteínas permite potenciar el metabolismo de manera temporal. Por esto, ayuda a digerir mejor y hacer un uso de los nutrientes superior.
     
  • Mejoran el estado de la masa muscular. El consumo de proteínas permite evitar el desgaste o la pérdida progresiva de masa muscular y, a su vez, ayuda a mantener y conservar su estado. Además, también son útiles para desarrollar y fortalecer los músculos. Por esto, los atletas comen grandes cantidades de proteína diariamente para mantener su musculatura.
     
  • Facilitan una recuperación más rápida. Las proteínas permiten una adecuada recuperación del cuerpo después de la actividad deportiva. Así, seguir una dieta alta en proteínas permite a tu cuerpo estar más preparado y poderse recuperar rápidamente después de una lesión.
     
  • Ayudan a una correcta distribución de los nutrientes. Las proteínas hacen que nutrientes como la glucosa o el oxígeno lleguen a las partes del cuerpo más necesarias, especialmente a los músculos cuando están en pleno rendimiento.


Ahora que ya conoces como los beneficios de las proteínas y cómo estas pueden ayudarte en tus entrenamientos, te preguntarás ¿y de dónde puedo obtener proteínas?

Existen muchos alimentos ricos en proteínas. Aquí te dejamos un listado para que puedas ir incorporándolos en tu dieta.

  • Carne: especialmente las carnes blancas y magras de pollo o pavo.
  • Pescado: lo mejor es optar por pescados azules como el salmón, atún, bacalao…, ya que contienen cantidades elevadas de proteínas.
  • Huevo: los huevos tienen un alto valor proteico, y especialmente la clara, porque contiene aminoácidos esenciales para aumentar la musculatura.
  • Lácteos: la proteína de la leche es esencial para rendir al máximo en tus entrenamientos.
  • Legumbres: los más ricos en proteínas son las lentejas, los garbanzos y las judías.


Si no sabes cómo introducir estos alimentos en tu dieta y necesitas ayuda en temas de nutrición, debes conocer el servicio de nutrición y dietética de Metropolitan. Nuestros profesionales especializados estudiarán tu caso de forma personalizada y te aconsejarán con el mejor tipo de nutrición para ti. Descubre más sobre este servicio aquí.