Durante las vacaciones de verano es un buen momento para hacer excursiones por la montaña con amigos y familiares. El senderismo es una actividad apta para todo el mundo perfecta para descubrir nuevos lugares o rutas, respirar aire puro y conectar la naturaleza. Además, en las zonas de montaña con árboles y vegetación estarás más fresquito que en la ciudad y más si encuentras algún río o estanque donde refrescarte.

Pero como con cualquier actividad física, te recordamos la importancia de estirar para evitar lesiones o molestias. Además, aquí te dejamos algunos consejos más para evitar lesiones.

Cuáles son los estiramientos que debes hacer

Aunque no lo parezca a simple vista, con el trekking activamos una gran cantidad de zonas musculares, por lo que es necesario hacer un buen calentamiento para preparar el cuerpo y tener un mejor rendimiento.

Para empezar con el calentamiento de los músculos puedes hacer unos 5 minutos de trote suave y luego pasar a pequeños ejercicios de estiramientos para cada uno de los grupos musculares implicados. Te los detallamos a continuación.

Estiramientos de piernas
Ponte de pie y agárrate a algún elemento fijo para no perder el equilibrio. Flexiona una rodilla hacia atrás y agárrala con la mano contraria y tira suavemente hacia atrás. Repite con la otra pierna.
De pie separa tus piernas y desplaza todo el peso del cuerpo hacia una pierna flexionando la rodilla, mientras que la otra pierna debe quedar estirada. Mantén la posición unos segundos y repite con la otra pierna.
Ponte de pie y da un paso hacia adelante con una pierna flexionándola ligeramente. Baja el cuerpo hasta que la rodilla de la otra pierna toque el suelo y vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio varias veces con una pierna y con la otra.





Estiramiento de tobillos
De pie levanta una pierna y ve haciendo círculos completos con el pie para un sentido y para el otro para que estire bien el tobillo. Repite el mismo ejercicio con la otra pierna.


Estiramientos de espalda, brazos y lumbares
De pie estira los brazos y flexiona la espalda hasta tocar con las manos la punta de los pies.
De pie, levanta un brazo y dobla el codo por detrás de la cabeza. Con la otra mano tira del codo contrario y mantén la posición durante unos segundos. Repite con el otro lado.
Recto y de pie haz pequeños círculos con los hombros hacia delante y hacia atrás

Estiramientos de cuello y cervicales
Recto y de pie con los brazos estirados, mueve tu cabeza y cervicales con suavidad hacia un lado y otro durante unos segundos.
Repite el movimiento estirando tu cuello hacia delante y hacia atrás.
Acaba haciendo una rotación completa con la cabeza en un sentido y en otro.

Recuerda que al finalizar tu sesión de trekking y antes de ponerte a descansar, también debes hacer un pequeño estiramiento final. En los últimos momentos de la actividad, ve reduciendo poco a poco el ritmo y la intensidad y cuando acabes repite los mismos ejercicios con los que empezaste. Además, si notas alguna molestia o alguna zona del cuerpo más cargada, dedícale un poco más de tiempo y estírala con cuidado.

Si te gustaría hacer trekking este verano, aquí te dejamos algunas de las mejores rutas de senderismo en España.