¿Tú en qué piensas cuando hablamos de dulce? Generalmente el concepto de dulce se tiende a asociar con alimentos con mucho azúcar, calóricos y ultra procesados. Pero no tiene por qué ser así, existen alimentos dulces y apetitosos que pueden incluirse en una dieta sana.

En primer lugar, debes saber que cuando se consume con moderación, el azúcar no es perjudicial para el organismo. De hecho, el azúcar contiene glucosa, una sustancia necesaria para el correcto funcionamiento del cuerpo, ya que fortalece las células y es la que nos da energía.

Además, el azúcar es muy importante cuando hacemos ejercicio físico de manera intensa y continuada, ya que aporta la energía necesaria para activar el cerebro y la musculatura.

Sin embargo, el problema es que actualmente el azúcar se encuentra en una gran cantidad de productos y alimentos que consumimos diariamente. Y el consumo excesivo de azúcar es lo que NO es sano, pudiendo causar obesidad o problemas cardiovasculares, entre otros.

Por un lado, los azúcares pueden encontrarse de forma natural en la fruta, las verduras o la leche, alimentos que son saludables y los que debemos priorizar a la hora de comer, ya que este es el tipo de azúcar sano.

Pero, por otro lado, en muchos otros alimentos hay azúcares añadidos para potenciar su sabor, y es aquí donde reside el problema. Alimentos como las bebidas energéticas, la bollería u otros productos procesados contienen una cantidad elevada de azúcar y calorías que no ofrecen ningún beneficio para el organismo. Al contrario, cuando se supera la cantidad de ingesta diaria de azúcar, como el resto de azúcar no es necesario para el cuerpo, se almacena y acaba convirtiéndose en grasa.

También es importante mencionar que los productos etiquetados como ‘sin azúcar’ pueden resultar engañosos porque, aunque no incluyen azúcar tradicional, sí que contienen edulcorantes artificiales que no ayudan a quitar las ansias de tomar dulce y siguen siendo adictivos. Otros productos contienen edulcorantes naturales y aunque son menos dañinos que el azúcar, no necesariamente son más saludables. Consulta algunos edulcorantes sustitutivos al azúcar aquí.

Con todo esto, para mantener una alimentación saludable no es necesario que dejes de comer dulce, pero sí que es mejor evitar los alimentos que contienen azúcares añadidos. Por ejemplo, si tienes antojo de comer dulce lo mejor es optar por alimentos que sean dulces de forma natural, como es una pieza de fruta.

En definitiva, lo más importante para comer sano es alejarse del típico azúcar blanco de mesa, procurando evitar su uso o tomando cantidades muy pequeñas. Y sobre todo, evitar consumir productos procesados como la bollería industrial, los cereales o galletas de desayuno y las bebidas energéticas.

De todos modos, recuerda que la clave para tu salud es llevar un estilo de vida sano. Esto incluye mantener una buena alimentación a base de una dieta equilibrada y rica en nutrientes y proteínas. Y también en hacer ejercicio físico con regularidad.

Si necesitas ayuda o consejo para mejorar tu estilo de vida, somos lo que necesitas. Para dar con una dieta más saludable, los dietistas y nutricionistas especializados de Club Metropolitan tratarán tu caso de manera personalizada, puedes consultar este servicio aquí. Y para mantenerte activo, en nuestros gimnasios puedes disfrutar de las cómodas instalaciones, los innovadores equipamientos y de una gran variedad de clases dirigidas. Puedes verlas todas aquí.