Flora González es periodista y presentadora del tiempo en la cadena de televisión Cuatro. La ‘weather-girl’, tal como ella se define en su perfil de Instagram, nació hace 35 años en Andújar (Jaén) y cuenta con una trayectoria periodística de más de 10 años, en la que ha trabajado para diferentes medios de comunicación de primer nivel como Yo Dona, GQ España, Vogue y Movistar+. Siempre ha tenido clara su vocación y a lo que quería dedicarse a nivel profesional. Su sueño siempre ha sido ser periodista y lo ha cumplido.

Se confiesa apasionada de la historia del arte, el yoga y ahora también el Pilates, gracias a sus entrenamientos en Metropolitan. ¿Quieres conocerla un poco mejor? ¡Esto es todo lo que nos ha contado!

MET: Flora, ¿cuál es la lección más importante que has aprendido en tu vida?

F.G.: Intento aprender cada día, especialmente de los errores o de los momentos que me hacen sufrir. Cuando se me pasa el sofocón, reflexiono y digo: ‘¿Qué ha pasado?, ¿Por qué ha pasado?, y ¿qué tengo que hacer para que no vuelva a pasar?’. Aun así, he asumido que hay cosas que se escapan de nuestro control. Si tuviera que destacar un aprendizaje sería el de que la vida no es una carrera en la que todos hemos salido a la vez, no compartimos caminos, sino que cada uno creamos nuestro propio camino. No vamos tarde, vamos a nuestro ritmo. No hay que compararse con nadie, yo he empezado a entrenar ahora, si me comparase con atletas profesionales, acabaría abandonando.

MET: ¿Cuál es la película más inspiradora que has visto?

F.G.: Me gustó mucho Coco, esa visión tan idílica de la muerte me hizo reflexionar sobre nuestros miedos, pensar que muchas veces dejamos de vivir por temor.

MET: ¿Si pudieras viajar al pasado a dónde irías?

F.G.: Empecé el grado de Historia del Arte (tengo pendiente retomar los estudios pero no me presiono para hacerlo) y me fascinaba el Antiguo Egipto: su forma de vivir, de viajar, sus creencias, sus atuendos… Sin duda les visitaría si tuviera una máquina del tiempo. Eso sí, con billete de vuelta.

MET: ¿Con qué personaje famoso te gustaría compartir una cena y por qué?

F.G.: Creo que hay muchos personajes fascinantes que bien merecen un buen festín, pero me encantaría escuchar durante horas a Gabriel García Márquez. Como ya no es posible de ninguna de las maneras, sigo leyendo con avidez todo lo que escribió.

MET: ¿Qué super poder elegirías tener?

F.G.: Cuando era pequeña vi unos dibujos animados (no recuerdo el nombre) en los que el protagonista tenía un cronómetro y cuando decía “Que pare el tiempo” y lo pulsaba, todo quedaba congelado, y al volver a darle, el mundo seguía como si nada. Pienso mucho en tener ese cronómetro (para dormir un poquito más, para no llegar tarde, para disfrutar más de momentos efímeros…).

MET: ¿Cuál es tu entrenamiento favorito?

F.G.: Siempre he practicado yoga y en Metropolitan he descubierto el Pilates. Ahora no sabría elegir, ¡me encantan los dos!

MET: ¿Qué tipo de música te motiva para entrenar?

F.G.: En esto voy a ser un poco polémica (risas), el ‘pachangueo’, el reguetón, todo aquello que no podemos bailar porque ahora mismo están cerrados los locales de ocio.

MET: ¿Eres más de clases dirigidas o de entrenamientos individualizados?

F.G.: Clases siempre. Si me dejas sola, ¡lo mismo me escapo al SPA al tercer minuto!

MET: ¿Por qué plato dejarías la dieta sin pensar?

F.G.: Tengo un metabolismo muy agradecido y como de todo, intento mantener un equilibrio y seguir la dieta mediterránea. Ahora con el frío un buen cocido montañés en Cantabria me tienta mucho.

MET: ¿Cuál es tu mejor plan para desconectar del mundo?

F.G.: Mi plan idílico es estar en la playa con un buen libro. Viviendo en Madrid no puedo hacerlo siempre que quiero, así que me decanto por llenar la cama de libros, revistas, la tablet con series, algo de picar y no mirar el móvil durante horas.

MET: ¿Qué es lo que más te hace reír?

F.G.: Adoro la gente con sentido del humor, y si ese humor es ácido, más aún. Soy de risa fácil.


Fotógrafo: Raúl Rodríguez