¿Te preguntas por cuál debes decantarte? Sea cual sea tu objetivo fitness, si quieres que tus entrenamientos sean completos y eficaces, es imprescindible que incluyas en tus rutinas ejercicios aeróbicos y anaeróbicos para conseguir los mejores resultados.

Pero, ¿en qué se diferencian ambos? ¿Cuáles son los beneficios de los entrenamientos aeróbicos? ¿Y de los anaeróbicos?

En este artículo te lo detallamos todo.

La diferencia principal entre los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos se encuentra en la manera que tiene el organismo de generar la energía necesaria. Y es que, en función de la duración e intensidad de cada ejercicio, el cuerpo requerirá un uso de oxígeno en mayor o menor cantidad.

Entrenamiento aeróbico

En el entrenamiento aeróbico, el cuerpo trabaja con una intensidad baja o moderada durante un largo período de tiempo. Por este motivo, como la actividad es prolongada, requiere un trabajo intenso de resistencia del corazón y los pulmones para suministrar oxígeno a todo el cuerpo.

En general este tipo de ejercicios se conocen como de cardio y son útiles para mejorar la capacidad cardiovascular y quemar calorías. Las actividades más frecuentes de este tipo son correr, caminar, patinar, ir en bicicleta… Pero, para que sean efectivas, su duración debe ser superior a los 25 o 30 minutos.

Estos son algunos de los beneficios de los ejercicios aeróbicos:
 

  • Mejoran la capacidad respiratoria.
  • Eliminan las toxinas.
  • Contribuyen a tener un corazón más sano y fuerte.
  • Controlan la presión arterial.
  • Reducen el estrés y la tensión.
     

Entrenamiento anaeróbico

En el caso del entrenamiento anaeróbico, el cuerpo trabaja con mucha más intensidad durante un período corto de tiempo y por eso necesita obtener energía de forma más rápida. A diferencia del anterior, este proceso no requiere oxígeno, sino que la energía proviene de los componentes disponibles que ya están almacenados en el cuerpo.

Por su intensidad, podemos definir los ejercicios anaeróbicos como de fuerza, los cuales permiten estimular el metabolismo, quemar calorías y aumentar la musculatura. Entre estas actividades encontramos hacer pesas, esprints, abdominales, saltos, series de entrenamientos de corta duración…

Te dejamos con los beneficios del entrenamiento anaeróbico:
 

  • Mantienen y generan masa muscular.
  • Contribuyen a mejorar la densidad de los huesos.
  • Mejoran la resistencia.
  • Mejoran tu salud y previenen enfermedades.
  • Aumentan el metabolismo basal.
  • Permiten controlar el peso y evitar el exceso de grasa.

Como ves, los beneficios de ambos tipos son distintos, por eso lo mejor es encontrar el equilibrio entre los ejercicios de cardio y de fuerza. De esta manera, tus entrenamientos serán más completos, conseguirás quemar más calorías y mejorar tu salud.

¿No sabes como incluir estas dos modalidades en tus entrenamientos? Es fácil, en Club Metropolitan hacemos clases dirigidas de Fitness Condition, una actividad que combina a la perfección actividades de cardio y fuerza. En cada sesión trabajaremos de manera continuada o por intervalos de tiempo breves todo el cuerpo y todo esto acompañados de la mejor música para que rindas al máximo y así consigas mejorar tu condición física. Consulta los diferentes horarios disponibles aquí.

Si eres más de ir a tu ritmo, también puedes consultar con alguno de nuestros técnicos o entrenadores personales que te darán las pautas necesarias y te aconsejarán sobre como combinar los distintos ejercicios para conseguir tus objetivos.

¡Te estaremos esperando!