Muchas veces ha salido de nuestra boca la expresión: ¡hoy no me sujetan las piernas! Pero debemos saber que es la espalda, y no las piernas, la que soporta nuestro peso y calibra el equilibrio de nuestro cuerpo. Pues si tenemos una espalda fuerte y flexible, podremos evitar posibles dolores musculares que nos aparezcan a diario a causa de malas posturas. Además, si tenemos una musculatura suficientemente entrenada, protegeremos a nuestra columna de cualquier impacto o accidente. ¿Estas preparada para tener una espalda sana? Sigue leyendo y aprende con nosotros.

¿Cómo empiezo a cuidar mi espalda?

Hacer deporte para reducir las tensiones es esencial, pero también lo es realizar estiramientos de espalda antes y después del ejercicio físico. Tenemos que tener en cuenta que la espalda es la parte que más peso soporta de nuestro cuerpo y la debemos destensar con regularidad. Lo creamos o no, los estiramientos también son entrenamientos físicos que nos ayudan a estirar la musculatura.

¿Por qué debo estirar la espalda?

Para mejorar la salud de esta. Los estiramientos son el método más eficaz (si se practican semanalmente) para tener una buena movilidad articular. De esta manera, los músculos están en buena forma y se evitan futuras lesiones. Además, debemos añadir que ganar elasticidad en los músculos y los tendones genera en el cuerpo humano una gran mejoría en la capacidad de movimientos. ¿Y sabes qué es lo mejor? Si estiramos la espalda prevenimos las temidas contracturas musculares y nuestra sensación de fatiga disminuye.

¿Cómo estiro la espalda?

Importante: estirar en un sitio espacioso para tener libertad de movimientos. Una vez encontrado el lugar adecuado podemos empezar nuestra rutina de ejercicios. Los estiramientos se deben de mantener durante un tiempo determinado, de entre 15 y 30 segundos. Debemos tener en cuenta que estirar no significa sentir dolor en los músculos, pues los movimientos se tiene que hacer de manera suave y pausada. Utiliza una esterilla o una toalla de modo que la superficie de estiramientos sea más cómoda.

¿Con qué frecuencia debo estirar?

Es recomendable introducir los estiramientos en tu vida diaria como algo que forma parte de ella. Te aseguramos que notarás grandes cambios a nivel físico y también a nivel mental. Recomendamos dejarte asesorar por un experto para que durante los estiramientos no realices posturas que pueden dañar tu musculatura. Sus consejos también te servirán para adoptar unos hábitos antes y después del esfuerzo físico.

En los gimnasios Metropolitan tenemos una sesión de 30 minutos llamada Espalda Sana. En ella, un profesional del deporte proporciona los ejercicios más adecuados para un mejor control postural centrado en la estabilización de la columna vertebral, fortaleciendo los músculos de la espalda y tonificando el abdomen. Un ejercicio que te aporta grandes beneficios y te ayudará a liberar tensión. ¿Quieres fortalecer tu espalda y realizar un trabajo de tonificación abdominal? Ahora ya sabes nuestros consejos, ponte en marcha y consigue tus objetivos.