Volver a la rutina después de las vacaciones no suele ser una tarea fácil para nadie. Ya sea porque has estando gozando de las mejores playas del mundo, visitando lugares recónditos del planeta o simplemente relajándote en tu casa. El fin de las vacaciones a veces puede dar paso al síndrome postvacacional, que produce falta de energía y motivación y es muy común que se dé durante estas fechas. Por ello es importante que busques fórmulas que te aporten vitalidad para afrontar el nuevo curso con ilusión y optimismo.

Llénate de buenas vibraciones

Para sobrellevar mejor la vuelta a la rutina después de las vacaciones hay algo que nunca falla: el deporte. Si durante el año la actividad física es de gran utilidad para liberar las tensiones del día a día, en la época postvacacional es el bálsamo perfecto síndrome postvacacional. Recuerda que cuando practicas actividad física liberas endorfinas, que son las llamadas hormonas de la felicidad. Producir endorfinas es un sinónimo inmediato de placer y satisfacción, por lo que el deporte será tu mejor aliado para combatir la pereza y el desánimo de volver a la vida real y dejar atrás las vacaciones de verano.

Los beneficios de las actividades dirigidas

Lo más importante a la hora de escoger qué tipo de actividad física practicarás a la vuelta de vacaciones es que disfrutes con lo que hagas. Si todavía no lo tienes muy claro, una opción que te vendrá muy bien es participar en las actividades dirigidas de Metropolitan. Las razones por las cuales estas sesiones pueden ser uno de los mejores antídotos contra el síndrome postvacacional es que, además de ser divertidas y dinámicas, al ser en grupo y guiadas por un técnico especializado, te impulsan a seguir el ritmo de la clase junto al resto de compañeros. Esto te ayuda a concentrarte y estar presente en lo que estás haciendo, evitando así los pensamientos negativos que puedan hacerte desconectar de la actividad.

En Metropolitan tienes a tu disposición una gran variedad de actividades dirigidas que se adaptan a todo tipo de personas y gustos. Recuerda que puedes consultar los horarios de cada centro Metropolitan y elegir la actividad dirigida que más te guste y se adapte a tus necesidades. Desde prácticas al aire libre o las que se realizan en indoor como Yoga, Tai-Chi, Pilates, Cycling, Cross-Met, Body Pump o Aqua Gym; pasando por ejercicios basados en el fortalecimiento de la estructura muscular como Suspension Training 10, Fitness Condition, Mio Stretch 15, Monográficos Hipopresivos o clases de abdominales; sesiones de coreografía como Zumba, Street Dance o Body Combat; hasta actividades de preparación para la Spartan Race o de introducción al Running.

La gran ventaja de las master clases y actividades dirigidas de Metropolitan es que son aptas para cualquier público, y que todo el mundo puede sacarle un determinado rendimiento en función de su ritmo y condición física. Aunque sí es cierto que hay actividades que a priori pueden encajar mejor en una persona u otra según sus gustos y sus características fisiológicas, al final la sensación de bienestar y felicidad son lo que deberían hacer que priorizaras una alternativa u otra.