Complementar ejercicios cardiovasculares con actividades como el Yoga, el pilates o el stretching es tan importante como el calentamiento o los estiramientos dentro de tu rutina o plan de entrenamiento.

Estas actividades requieren de una buena concentración y basan su técnica en el control de la respiración que aporta grandes beneficios tanto para nuestra salud como para conseguir tus objetivos deportivos.

Reducirán el estrés, regularán el sueño, mejorarán tu estado de ánimo y reducirán los síntomas de la fatiga, pero, además de todos estos beneficios, practicar este tipo de actividades nos ayudará con la flexibilidad, la elasticidad, el equilibrio, la postura y la pérdida de peso gracias al control de la respiración. 

Conoce todos los beneficios tanto físicos como mentales y emocionales que tienen cada una de estas actividades que se imparten en Metropolitan.

  • Yoga: Actividad en la que se trabajan ejercicios de relajación y respiración para conseguir un equilibrio de cuerpo y mente. Reduce la ansiedad y el estrés, aumenta la calidad del sueño y ayuda a dormir mejor, fortalece huesos y músculos, aumenta la flexibilidad, alivia los dolores crónicos y posturales. Quema calorías, enseña a respirar correctamente y conscientemente y reduce los niveles de cortisol y colesterol en sangre.
     
  • Pilates – Strech: Actividad de control postural en la que fortalecerás la espalda y trabajarás la tonificación abdominal, entre otros beneficios saludables. El método Pilates se ha convertido en todo un referente mundial para el entrenamiento de cuerpo y mente. Estos son muchos de los beneficios de practicar semanalmente pilates: Tonificas la musculatura sin lesionarte, mejoras la postura, aumentas la flexibilidad, reduces el estrés, aumentas tu fuerza, alineas tu cuerpo, y es perfecto para los que padecen de dolores o lesiones de rodillas.
     
  • Stretching: Actividad en la que se trabaja todo el cuerpo a partir de estiramientos generales ayudando a la prevención de lesiones. Perfecta para finalizar un entrenamiento al menos una vez por semana. Uno de los beneficios principales del stretching es la flexibilidad, y esta flexibilidad ayuda a incrementar la movilidad diaria, favorece al desarrollo de la masa muscula, activa la circulación sanguínea y ayuda a quemar la grasa. También sirve para aliviar dolores musculares y de articulaciones, mejorar la postura, mejorar el equilibrio y a combatir el estrés.
     
  • Espalda Sana: Ejercicio para un mejor control postural centrado en la estabilización de la columna vertebral, fortaleciendo los músculos de la espalda y tonificando el abdomen. Un ejercicio que te aporta grandes beneficios y te ayudará a liberar tensión. Los mejores beneficios de esta actividad son: fortalecer el core, eliminar el dolor de espalda, prevenir la lumbalgia, evitar futuros problemas posturales y promover la relajación y el bienestar.
     
  • Body- Balance: Actividad que combina diferentes ejercicios de Pilates, Stretch y Espalda Sana, entre otras disciplinas. Con esta técnica lograrás un perfecto equilibrio de tu cuerpo y mente a partir de un adecuado trabajo postural. Practicar el body-balance ayuda a tonificar la musculatura de forma equilibrada, reducir el estrés y la ansiedad, mejorar la función cardiovascular, quemar calorías y mejorar la forma física. En este artículo puedes ver porque es una de las actividades que hay que probar.

Los beneficios de todas estas actividades son diversos y parecidos, lo importante es hacer el ejercicio que más se adapte a ti y con el que más disfrutes. Y sobre todo incluirlos en tu plan de entrenamiento, ya que empezarás a notar cambios tanto físicos como emocionales en muy poco tiempo y que te ayudarán no solo a cumplir los objetivos sino a mejorar tu día a día.