El entrenamiento y la alimentación van de la mano siempre que queramos conseguir unos objetivos físicos determinados. Por ejemplo, si decidimos tonificar nuestros músculos es conveniente llevar una dieta concreta, mientras que si queremos perder peso debemos prepararnos otro tipo de menús. Puede que al principio no sea tarea fácil, pero cuando entiendes cómo tienes que llevar una dieta saludable es facilísimo. De entrada lo que os podemos decir es que nos tenemos que olvidar del azúcar durante un periodo de tiempo.

Aquí empieza nuestros tips para iniciar un plan nutricional. Échale un vistazo y consigue todo lo que te propongas:

1. La alimentación antes del entrenamiento
• Para perder peso. Entrena con el estómago vacío o tómate una fruta. De esta manera tu cuerpo no tendrá la energía de una abundante comida y va a recurrir a tus depósitos de grasa para practicar ejercicio. Aun así, puede que con el estómago vacío te sientas débil y sin fuerzas y ante esta situación haz caso a tu cuerpo e ingiere algún alimento saludable (fruta, una tostada de pan, etc.)
• Para ganar masa muscular. Es primordial que te asegures de comer un snack antes de entrenar. Este pequeño tentempié debería tener como componentes principales los hidratos de carbono y las proteínas. Estos aportes energéticos son de rápida digestión y dan energía a tu cuerpo para que tus músculos no se cansen rápido.

2. La alimentación durante el entrenamiento
Aun que quieras perder peso o ganar masa muscular, siempre debes centrarte en estar bien hidratado. Pues el agua es fundamental para llevar a cabo los ejercicios de tu entrenamiento. También puedes ingerir bebidas isotónicas que te ayudarán a recuperar la energía de forma más rápida. Como conclusión podemos decir que durante el entrenamiento tu mejor aliado sea el agua y dejes a un lado la comida.

3. La alimentación después del entrenamiento
Independientemente de tu objetivo físico, deberías comer un pequeño snack compuesto de proteínas e hidratos de carbono. Ten en cuenta que no estamos hablando de alimentos azucarados o que contengan un alto grado de grasas saturadas. Tenemos que proporcionar a nuestro cuerpo energía saludable para estimular la síntesis muscular.

Ten en cuenta que si tu objetivo principal es perder peso, deberías ingerir una porción de hidratos de carbono pequeña. Si de lo contrato quieres ganar masa muscular, tienes libertad para comer una porción más grande de este tipo de tentempiés. 

4. ¿Cuándo es buen momento para comer?
Si necesitas tomar un snack antes de empezar, hazlo unos 45 minutos antes de iniciar el entrenamiento, como min. Ten en cuenta que si ingieres algún alimento justo antes del ejercicio físico tendrás poco tiempo para digerirlo y pueda que te sientes incómodo y con molestias en el estómago.

Te aconsejamos que si quieres entrenar, come entre 2 y 3 horas antes para estar en plena forma y poder ejercitar tus músculos. Si de lo contrario comes en grandes cantidades, tu rendimiento puede disminuir y te sentirás más cansado.

Ahora ya tienes los tips básicos para combinar el ejercicio físico con una buena alimentación. Sigue los consejos de nuestros expertos y si necesitas un asesoramiento personalizado no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de ayudarte para que puedas conseguir alcanzar tu mejor versión de ti.