Como todos los años, cada 29 de septiembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Mundial del Corazón celebran el Día Mundial del Corazón, una fecha muy especial que nos recuerda la necesidad de generar más consciencia sobre la importancia de cuidar el corazón, el músculo más importante del cuerpo.

Parece de sentido común recomendar que la implementación de hábitos saludables en la vida de las personas y la actuación frente posibles factores de riesgo puede evitar más de 17 millones muertes por dolencias de corazón cada año en todo el mundo.

Y es que practicar actividad física habitualmente, mantener una alimentación equilibrada y evitar hábitos nocivos para el cuerpo son los mejores tres consejos que puedes poner en práctica para cuidar tu corazón. Por ello, con motivo del Día Mundial del Corazón, desde Metropolitan te recuerdan 5 consejos para mantener un corazón sano.

Sigue una alimentación equilibrada

Lo dicen los expertos en cardiología y en nutrición: alimentarse de forma saludable es muy importante para el buen funcionamiento del cuerpo, del sistema inmunitario y de órganos tan vitales como el corazón. Lo que comemos influye de tal manera que seguir una alimentación equilibrada y cardiosaludable, como la mediterránea, es una de las primeras medidas a tomar para controlar factores de riesgo relacionados con el corazón como la hipertensión, la diabetes o el colesterol.

Practica deporte y mantente activo

Mantenerse físicamente activo ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Por eso, incluir en una rutina semanal la práctica de actividad física moderada es vital para mantener saludable el sistema cardiovascular. Además, es una excelente forma de conseguir una salud de hierro y un cuerpo saludable y en forma. El ejercicio más recomendable para ejercitar el corazón es el aeróbico: correr, saltar, nadar, bailar, caminar o pedalear en bicicleta. Con ellos ejercitarás profundamente el sistema cardiovascular y lo mantendrás en forma.

Hidrátate bien todos los días

Cabe recordar que alrededor del 70% de nuestro organismo está compuesto por agua. Beber dos litros de agua al día y consumir alimentos ricos en líquidos como frutas, verduras, sopas o infusiones ayudará a que el cuerpo se mantenga bien hidratado y, así, evitar la deshidratación.

Mantén a raya el colesterol y el azúcar. 

Es importante controlar el nivel de azúcar en sangre y el colesterol y mantenerlos dentro de los límites aconsejados por los especialistas en salud cardiovascular. Hacerse una revisión médica regular te ayudará a tener un control de estos parámetros, poder detectar a tiempo cualquier anomalía y evitar un riesgo mayor.

Reduce el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos enemigos claros para la salud de las personas. No solo para la salud emocional sino también para la salud física. Sufrir altos niveles de estrés puede perjudicarnos hasta el punto de desarrollar dolencias cardiovasculares. El corazón se resiente cuando el sistema nervioso se ve alterado. Por ello, intentar generar espacios diarios para la desconexión y la calma interior serán fundamentales. El yoga o la meditación, son dos de las prácticas que más te pueden ayudar a la hora de reducir el estrés del día a día.

Metropolitan te invita a celebrar el Día Mundial del Corazón en sus 22 centros de centros en las principales ciudades de España con el mejor antídoto para mantener el corazón sano: practicar actividad física, seguir una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables.