Practicar running al aire libre cuando hace frío no suele ser demasiado apetecible, pero tiene muchos beneficios como por ejemplo la mejora de la capacidad física, de la resistencia, de la fuerza de los músculos y la quema de calorías.

Cuando sales a correr en pleno invierno, se deben tener en cuenta los tipos de entrenamiento, la hora para salir a correr o la vestimenta que debes llevar.
Lo importante en el running es practicarlo sin parar: el entrenamiento y la constancia  regular son la clave de un buen corredor. A continuación, puedes tomar nota de los beneficios de salir a correr cuando hace frío y algunos consejos para realizar esta práctica sin helarte en el intento:

1. Elige bien tu vestimenta: Cuando corres, tu cuerpo enseguida entra en calor. Esto significa que la sensación corporal puede incrementar unos 10 grados más que la temperatura ambiente. Por ejemplo, si el exterior hay una temperatura de 5 grados, cuando corras sentirás que hay alrededor de 15 grados. Por este motivo, es primordial que, antes de salir a correr, consultes la información meteorológica para seleccionar bien la ropa que debes ponerte. Recuerda que no debes abrigarte demasiado y el tejido que se recomienda utilizar en las prendas deportivas es el que está compuesto por materiales transpirables. También es muy importante evitar por completo el algodón ya que absorbe el sudor y puede ser muy molesto al realizar tu entrenamiento. Lo óptimo para estos casos es vestirse por capas ya que es útil para no quedarte corto o pasarte con la vestimenta: una camiseta técnica de manga corta, una de manga larga o cortavientos fino y, en casos donde el frío sea extremo, una chaqueta que te abrigue más.

Consejo: Evita dejar al aire las rodillas. Intenta mantener esta parte del cuerpo siempre caliente. Es una parte delicada que, al no tener capilares, se enfría de forma rápida. Para ello, puedes utilizar mallas largas o prendas compresivas que se ajusten al máximo a tu cuerpo, que mantengan el calor y eviten posibles rozaduras.

2. Ten en cuenta las condiciones climatológicas: Intenta realizar el entrenamiento durante las horas centrales del día, en las que hay más sol. Esta práctica es importante tenerla en cuenta, al menos los días donde el frío aceche, ya que cuando cae el sol las temperaturas comienzan a bajar y se nota rápidamente. Correr bajo los rayos del sol te protegerá y conseguirá disfrutar de una sensación mucho más agradable al correr.

Si practicas running cuando llueve un poco o después de que haya llovido o nevado tendrás que extremar las precauciones. Antes de nada, elige unas zapatillas con un buen agarre que te den estabilidad y apoyo para evitar posibles resbalones y caídas. Llevar la capa superficial de tu vestimenta impermeable también hará que no se acumule agua en tu ropa y puedas disfrutar de tu práctica con más comodidad.

Por último, hidrátate y protege tu piel con protector solar, sobre todo cuando hay nieve. Recuerda que los rayos del sol se reflejan en ella y pueden quemar tu piel. Aunque no sea de noche, procura llevar siempre ropa reflectante o algún tipo de luz para que puedas ser visible en todo momento.

3. Casos muy extremos, soluciones prácticas: Si las temperaturas se sitúan a bajo cero o si la lluvia te impide salir, practicar deporte al aire libre se puede convertir en toda una hazaña. Para esos días, intenta buscar soluciones alternativas, como, por ejemplo, realizar un entrenamiento personalizado en tu gimnasio Metropolitan y que los especialistas en fitness te ayuden a maximizar tu potencial como runner o aprovechar para entrenar tu fuerza y hacer estiramientos.

Siguiendo estos consejos, el frío ya no será un impedimento para poder practicar running al aire libre. Para darte un empujón, puedes entrenar con otros compañeros o compañeras e impregnarte de su motivación extra. ¡Descubre los mejores lugares para hacer running al aire libre en Barcelona y Madrid!
Y si correr es lo que realmente te mueve, recuerda que los centros Metropolitan cuentan con un Running Club que organiza salidas en grupo bajo la supervisión de entrenadores especializados en atletismo.