¡Olvídate de los abdominales en el suelo! ¿Sabías que puedes hacerlos durante el cycling? Es probable que trabajes el abdomen mientras realizas tus actividades diarias sin darte cuenta. Incluso en las acciones más comunes, como respirar, la acción más natural y subconsciente puede ser una oportunidad para un ejercicio de abdomen, o, mientras estas sentado si  tienes una buena postura y te sientas erguido sin arquear la espalda, estarás poniendo en tensión tu abdomen.

Trabajar el abdomen a lo largo del día y, especialmente, al montar en bicicleta puede ayudar a evitar las malas posturas (y el dolor que conllevan). Cuando tienes un abdomen fuerte, tienes un mejor equilibrio, es menos probable que te lesiones y tienes más apoyo para tu columna vertebral, por eso resulta tan importante trabajar el abdomen en el cycling.

Es posible que hayas oído hablar de "involucrar el abdomen" durante el cycling, pero ¿cómo se hace? Casi todos los entrenadores suelen decir ¨activa el abdomen¨, puede que haya sido en forma de consejo alentador o, que te hayan gritado mientras sudabas en tu última repetición. Y es que un abdomen fuerte es fundamental en casi todos los ejercicios y cuando se trata del cycling no es la excepción, al contrario ¡puedes sacarle más provecho!

Sigue leyendo para saber cómo involucrar tu abdomen mientras haces cycling:

  • ¡Aprieta los abdominales!

    Es fundamental mantener los abdominales apretados durante todo el entrenamiento para ayudar a tonificar el estómago. Sin embargo, es fácil olvidarse de mantenerlos apretados durante todo el entrenamiento. Concéntrate en contraer el músculo abdominal que sueles apretar al toser.
     
  • Mantén el peso de tus brazos

    Tus brazos se tensan mientras pedaleas, aumentando el peso que soportan. Si quieres hacer un buen ejercicio abdominal, no permita que sus brazos tomen el control. Mantén tu cuerpo en una postura neutral y reduce la cantidad de peso en sus brazos. Para conseguirlo, coloca las manos en los puños y tensa los músculos abdominales. También puedes trabajar el tronco y la espalda retirando un brazo cada vez mientras mantiene la posición actual del cuerpo.
     
  • Cambia de mano

    Un gran consejo para mantener un mejor equilibrio en la bicicleta es utilizar una mano en lugar de dos. Asegúrate de que los músculos abdominales estén tensos mientras retiras una mano y la mantienes detrás de la espalda. Tras una cuenta atrás de un minuto, intercambia los brazos.
     
  • ¡Ponte de pie!

    Incorpórate después de los intervalos para aumentar la intensidad. Cuando subes una colina en bicicleta sueles casi automáticamente levantarte del sillín para ganar impulso adicional. En este caso, el abdomen te ayudará a generar esa potencia, mantendrás el equilibrio y recibirás un mejor entrenamiento abdominal en general.

    Por último, ¡cuida tu postura! Para activar el abdomen durante la práctica es importante que mantengas todo el tiempo una postura erguida. Al hacer ejercicio en una bicicleta estática, el simple hecho de mantener una postura adecuada puede tener un impacto significativo. Si no estás montando en la bicicleta correctamente, no conseguirás hacer mucho ejercicio con el abdomen.


En resumen: aprieta los abdominales, no apoyes el peso en los brazos, deja las manos y brazos relajados, y la barbilla hacia arriba en lugar de hacia abajo. ¡Asume el reto apuntándote a la próxima clase de cycling!