Cada día son más los que se apuntan al running. Y no es para menos. El running es un tipo de ejercicio con muchos beneficios como la mejora del sistema cardiovascular y respiratorio, así como del sistema inmune. También reduce el colesterol, mejora el humor, refuerza el sistema inmunitario y previene enfermedades, entre otras muchas ventajas.

En realidad, el running es un deporte que engancha. Muchos runners empiezan corriendo 3 o 5 km, a las semanas aumentan a 10 km y en poco tiempo se dan cuenta que están corriendo 15 o 20 km sin apenas haberlo previsto. Por eso, los runners suelen ser deportistas que se ponen constantemente a prueba y se proponen nuevos retos. Y uno de esos retos es correr un maratón.
Si eres uno de ellos y te has propuesto como objetivo correr una maratón, a continuación encontrarás los puntos básicos que debes saber para prepárate correctamente y alcanzar tu propósito de la mejor manera.

Entrena de forma progresiva y prepara la mente

Cuando te propones correr una maratón y partes de cero, puedes empezar entrenando por cuenta propia y a una intensidad más baja. Te proponemos, durante el primer mes, salir a correr dos veces por semana durante 30-40 minutos. A la tercera semana, es muy probable que puedas elevar el ritmo y aumentar el tiempo de cada entreno a 45 minutos. Eso es una buena señal. De este modo, también estás entrenando a tu mente a cumplir pequeños objetivos, poniéndote metas a corto plazo sin pensar en el reto más grande: finalizar un maratón.

Otra buena forma de preparar tu mente para correr un maratón es aprovechando los entrenamientos. Mientras corres, desvía la atención de tu mente en el recorrido y fíjala en otras cosas: concéntrate en la respiración, en el ritmo de tus zancadas o sigue la música que estás escuchando (¡cántala si hace falta!). El objetivo es entrenar tu mente para dominarla en los momentos más difíciles de la prueba, cuando el cansancio acumulado empiece a hacer mella.

Hazte un chequeo médico

Hacerte un reconocimiento médico previo a una prueba de tanto esfuerzo es básico para empezar a preparar un maratón. Conocer en qué estado de salud te encuentras y si tu cuerpo está preparado para una prueba física tan exigente como esta te ayudará a detectar posibles afecciones no visibles, planificar mejor tus entrenamientos y evitar lesiones.  

Prepárate con un entrenador personal

Para ganar potencia y rendir al máximo en un maratón, además de tus entrenamientos de running, debes realizar ejercicios de fuerza en los músculos para ganar potencia y evitar lesiones. En este caso, lo mejor es optar por trabajar con un entrenador personal, para que diseñe un plan de entrenamiento a medida que encaje con tus condiciones y tus objetivos. Un entrenador personal te ayudará.

Cuida tu alimentación e hidratación

La preparación para un maratón no es solo a nivel de entrenamiento físico. Aspectos como la alimentación y, sobre todo, la hidratación juega un papel clave en este proceso. Durante los meses que te prepares para correr un maratón debes cuidad tu alimentación, siguiendo una dieta totalmente equilibrada para que cuerpo adquiera los nutrientes que necesita para poder rendir bien. Los nutricionistas expertos en el área deportiva recomiendan ingerir un 60% de carbohidratos, un 25% de proteínas y un 15% de grasas.

Ya lo sabes. Si tu próxima meta es hacer una maratón, recuerda que en Metropolitan encontrarás el mejor equipo médico-deportivo para asesorarte: entrenadores personales, fisioterapeutas, osteópatas y nutricionistas especializados en pruebas de alto rendimiento como esta. Y si te has marcado como objetivo realizar la maratón de Nueva York 2019, el próximo lunes 17 de junio no te pierdas la reunión informativa de Metropolitan Abascal donde te podrás informar del viaje y participación en la maratón de Nueva York organizada por el mismo centro. ¡Te esperamos!