En pleno mes de junio, muchos son los que ya empiezan a ir a la playa, a tumbarse en la hamaca y a impregnarse de rayos de sol. Aunque aún no haya llegado el verano oficialmente, las ganas de broncear el cuerpo aumentan conforme pasan los días, pero no todas las personas son conscientes de que hay que tomar ciertas precauciones. Desde la última vez que fuiste a la playa han pasado demasiados meses sin estar expuesto al sol, y no basta solo con aplicarse protector solar todos los días. Una mala preparación puede provocar daños irreparables en tu piel

La importancia de tener la piel bien hidratada antes del verano

El primer paso para tener una piel sana y en perfectas condiciones antes de exponerse al sol es la hidratación. No es ninguna novedad que durante el verano la piel necesita un extra de hidratación. Lo que quizá no sabes es que, hidratándola antes de la llegada del verano, tu piel ganará ventaja y estará mucho mejor preparada para cuando las condiciones climáticas sean más extremas. Si usas una buena crema hidratante, que se adecúa a tu tipo de piel, y tomas líquidos regularmente como agua, té helado o zumo de frutas, conseguirás que tu piel no se reseque, manteniéndose hidratada y sana durante todo el verano. Y es que una piel bien hidratada aguantará mucho mejor las agresiones externas, como la sequedad o la exposición solar más fuerte del año.

Sin embargo, no todo es la hidratación. Para que tu piel no sufra durante el verano y se vea radiante y saludable, necesitas tener en cuenta otros trucos y tratamientos que quizá no sabías y que, sin duda, mejorarán el aspecto y la salud de tu tez.

Peeling corporal antes del verano

Una buena fórmula para eliminar los largos meses de invierno de tu piel es aplicándote un peeling corporal exhaustivo antes de exponer tu piel al sol. Con el peeling corporal exfoliarás la capa más superficial de la piel para limpiarla en profundidad y eliminar las células muertas e impurezas que pueda llegar a acumular.

En el centro de belleza y bienestar de Metropolitan disponen de 2 tipos de peelings corporales muy activos y con un sinfín de propiedades perfectas para regenerar la piel antes del verano:

  • Peeling de Sal Marina: Es un tratamiento exfoliante de alta calidad hecho con una mezcla extraída de las finas sales de mar y de las algas polvorizadas, que regeneran el balance de minerales de la piel. Sus propiedades eliminan las escamitas que sobran y ofrece a la piel suavidad y elasticidad. Este peeling corporal es muy beneficioso gracias a las propiedades de las sales marinas, ya que contienen un alto porcentaje en potasio, sodio, calcio, hierro y magnesio, además de ser activadoras de la regeneración celular.
     

Peeling con Reduce Milky Peel: Este peeling en polvo elaborado a partir de los componentes de la leche, rico en ácido láctico, minerales y oligoelementos aportará a tu piel la hidratación necesaria para afrontar de la mejor manera las agresiones externas y las cálidas temperaturas del verano. Se trata de una exfoliación completa perfecta y apta para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles, ya que las deja suaves, tersas y muy hidratadas. Aplicándote el peeling con Reduce Milky Peel mejorarás la circulación sanguínea y prepararás tu piel lista para la absorción de sus sustancias activas: la proteína de la leche (reafirmante, suavizante y reconstituyente), ácido láctico (efecto exfoliante suave, acondicionador hidratante y reafirmante) y dióxido de titanio (oculta imperfecciones e ilumina la piel).

La Vitamina C es el secreto

¿Sabías que la vitamina C es muy necesaria para la salud de la piel? Es uno de los antioxidantes más potentes que se conocen, ya que reduce las arrugas e ilumina la tez como ningún otro principio activo. Sin embargo, muchas personas todavía no conocen todos los beneficios de la vitamina C en la piel, como los que te explicamos a continuación:

  • Aumenta la protección y resistencia de la salud de la piel frente a los agentes exógenos a los que nos exponemos a diario (rayos solares, CO2, tabaquismo, alcohol, mala alimentación).
     
  • Interviene en el proceso de transformación de la prolina en hidroxiprolina, constituyente esencial del colágeno. Si se aumentan los niveles de esta vitamina en la piel, favorecemos de manera significativa la producción de colágeno, que ayuda a reducir las arrugas, signos de la edad y mejora su elasticidad.
     
  • La vitamina C neutraliza los radicales libres y regenera la vitamina E. La formación de radicales libres en el organismo hace que la cadena de colágeno y elastina se deteriore produciendo el envejecimiento de la piel.
     
  • Cuando se aplica vitamina C de forma local, previene la formación de daños provocados en el ADN celular.

¡Ya puedes aplicar vitamina C pura sobre tu piel para tener la piel perfecta antes del verano! El centro de belleza de Metropolitan pone a tu disposición una selección de productos de belleza elaborados con vitamina C para que tú misma puedas empezar a tratarte la piel con la mayor comodidad: crema hidratante ideal para todo tipo de pieles muy recomendable para después de los baños de sol; crema hidro-nutritiva con vitamina C de la granada perfecta para pieles castigadas por el clima y con necesidad de regeneración; suero antioxidante, el refuerzo óptimo al filtro solar, que, además, ayuda a que los contornos se vean más firmes y la piel más lisa y suave; suero con concentración encapsulada de vitamina C perfecto para curar las pieles más castigadas, así como una loción corporal que aumenta la activación del bronceado y fortalece el manto natural de la piel.

¿Quieres comprobar los efectos de la vitamina C por ti mismo/a? Visita tu club Metropolitan más cercano y descubre todos los productos y tratamientos que te ofrecen. También puedes solicitar más información sin compromiso sobre cualquier servicio de belleza y bienestar en este enlace. ¡Prepárate para el verano en las mejores manos!