Cada vez está más demostrado que el yoga es muy beneficioso para la salud de las personas. Son muchos los beneficios que esta práctica milenaria produce en el organismo de quienes la practican habitualmente. Y es que sus efectos se notan muy pronto a nivel físico (elasticidad, cuidado de las articulaciones, tonificación, corrección de la postura, etc.), a nivel mental (relajación, control de los pensamientos, concentración, etc.), y también a nivel interno. Estos últimos muchas veces son los más desconocidos, pero no por ello son menos poderosos.

Si ya eres practicante de yoga o todavía no te has iniciado en él y desconoces todo lo que puede hacer por ti, seguro que estos 5 beneficios del yoga que todavía no sabías te ayudan a acabar de decidirte. 

 

 

 

 

 

 

 



 

1. Tu circulación y órganos internos funcionarán mejor
La práctica del yoga es muy beneficiosa para una buena circulación sanguínea y para un buen funcionamiento de los órganos internos, ya que cuando entras y sales de una postura o asana, también estás moviendo y ejercitando tus órganos. Algunas posturas, sobre todo las de torsión, están pensadas para permitir que la sangre contaminada se exprima del organismo y, una vez la torsión se libera, la sangre oxigenada se mueva por todo el cuerpo. Además, las posturas invertidas permiten que la sangre fluya con mayor facilidad de pies a cabeza.

 

2. Disminuirás los efectos de la edad
Entre sus numerosos beneficios, el yoga también está indicado para personas de edad más avanzada, donde dolencias óseas como la artritis, artrosis u osteoporosis suelen florecer. El yoga es beneficioso no solo por sus efectos en todo el sistema óseo, sino porque también ayuda a fortalecer los músculos que rodean las articulaciones, a tomar conciencia corporal y a mejorar el equilibrio. Además, recientes investigaciones demuestran que una práctica regular del yoga puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación articular y mejorar la flexibilidad.

3. Dormirás mucho mejor
Las personas que sufren insomnio pueden encontrar en el yoga su mejor aliado. La práctica de esta disciplina ayuda a relajar el sistema nervioso y segrega melatonina, una hormona que interviene en el ciclo natural del sueño. Por consiguiente, se reduce el estrés y la actividad mental. Además, varias investigaciones afirman que la práctica diaria de yoga puede evitar el desarrollo de hipertensión, y entidades como la Sociedad Europea de Cardiología ya recomiendan a sus pacientes con dificultades para dormir bien que practiquen una hora de yoga cada día. 

4. Controlarás el apetito
La práctica regular del yoga disminuye los niveles de cortisol en el organismo, la famosa hormona del estrés. Si reduces el estrés, tus hábitos mejoran automáticamente, entre ellos el apetito desmesurado. Con el yoga adoptarás un nuevo estilo de vida, te ayudará a ser más paciente y más cariñoso con tu cuerpo, a escucharte más y entender qué necesitas en realidad.  

5. Mejorarás la relación contigo mismo y con los demás
Uno de los beneficios más potentes del yoga es la mejora de la autoestima y el bienestar interior. A medida que practicas yoga, tu mente se reprograma y experimentas una mejora relacional contigo mismo, además de experimentar numerosos beneficios físicos que harán que te veas mejor. Con el yoga aumentarás tu conciencia y enfrentarás los problemas del día a día con más serenidad. También te ayudará a vivir en armonía con las personas de tu entorno, porque podrás estar en paz contigo mismo y conseguirás estarlo con los demás.

Recuerda que puedes entrenar tu bienestar interior en las clases de yoga de Metropolitan. Tanto si eres principiante como avanzado, en Metropolitan encontrarás sesiones regulares de yoga de la mano de los mejores instructores para avanzar en tu práctica y experimentar todos sus beneficios.