Los batidos o smoothies naturales son excelentes complementos de una alimentación saludable. Expertos en nutrición y dietética los recomiendan como una nueva forma de consumir alimentos tan importantes en la dieta como frutas y verduras, una gran fuente de vitaminas y minerales, y de una forma amena aunque igual de saludable.  

Los hay de frutas, verduras, cereales, lácteos o la combinación de todos. También los hay detox, saciantes y energizantes, un tipo de batido que ayuda a aumentar el nivel de energía, ideal para las personas que practican ejercicio físico habitualmente.

Para las personas que buscan un complemento natural para aumentar los niveles de energía en los entrenamientos, desde el área de Dietética y Nutrición de Metropolitan recomienda conocer previamente aquellos alimentos específicos que se deben consumir. En este sentido, las opciones que se elijan deben tener hierro o potasio o proteínas y azúcares naturales, indispensables para aumentar los niveles de energía.

Los smoothies son el complemento alimenticio perfecto entre horas, mejoran el estado físico y contienen propiedades muy beneficiosas para la salud. Tanto si quieres mejorar tu rendimiento como si buscas recuperarte tras el entrenamiento, los batidos son la mejor opción.

A continuación, encontrarás algunas opciones de batidos naturales y saludables, compuestos por superalimentos que te brindarán energía antes de practicar ejercicio físico.


• SMOOTHIE DE VAINILLA, CHÍA Y MANTEQUILLA DE CACAHUETES
Las semillas de chía están repletas de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales como el omega 3, un antiinflamatorio muy potente. Contienen 5 veces más cantidad de calcio que la leche, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, 3 veces más hierro que las espinacas, 2 veces más fibra que la avena y 2 veces más potasio que el plátano.
Además de semillas de chía, este batido incluye mantequilla de cacahuetes, que aporta gran cantidad de nutrientes y grasas saludables. Estas características la convierten en un alimento ideal para deportistas, proporcionando energía antes de la práctica del ejercicio físico y ayudando a la recuperación tras los entrenamientos.

Ingredientes:
- Semillas de chía
- Mantequilla de cacahuetes
- Vainilla
- Yogur griego
- Pera
- Leche (la que elijas, puedes hacer una mezcla de arroz y coco, por ejemplo)

Elaboración:
- Coloca todos los ingredientes menos las semillas, dentro del vaso de una procesadora y mezcla todo muy bien. Si quieres, puedes agregarle hielo, ideal para tomar en verano.
- Sirve en el vaso que más te guste y añade un puñado de semillas por encima


• SMOOTHIE DE FRUTOS ROJOS
Este batido es antioxidante, energizante, fuente de proteínas y fuente de aminoácidos esenciales. También contiene grasas saludables y minerales. Todas estas propiedades las aportan sus sabrosos ingredientes: frutos rojos, superalimentos como el Açai y las bayas de goji, semillas de cáñamo, plátano y mantequilla de almendras.

Ingredientes:
- Frutos rojos (los que te gusten)
- Açaí
- Bayas de goji
- Semillas de cáñamo
- Plátano
- Mantequilla de almendras
- Pera

Elaboración:
- Coloca todos los ingredientes menos las semillas, dentro del vaso de una procesadora y mezcla todo muy bien. Si te parece que queda muy espeso, puedes añadirle un chorrito de la leche que consumas. No recomendamos agua para que no pierda sabor
- Sirve en el vaso que más te guste y añade un puñado de semillas por encima


• SMOOTHIE DE AVENA Y MANZANA
La manzana proporciona fibra y todo tipo de vitaminas y, junto con la avena, hace de este batido una opción muy recomendable para el desayuno y para comenzar el día con energía. Los dátiles son un endulzante natural y proporcionan mucha energía y minerales. Las semillas de cáñamo, por su parte, aportan los aminoácidos que el cuerpo necesita y la canela ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

Ingredientes:
- Manzana
- Avena
- Dátiles
- Vainilla
- Canela
- Semillas de cáñamo

Elaboración:
- Coloca todos los ingredientes menos las semillas, dentro del vaso de una procesadora y mezcla todo muy bien. Si te parece que queda muy espeso, puedes añadirle un chorrito de la leche que consumas. No recomendamos agua para que no pierda sabor
- Sirve en el vaso que más te guste y añade un puñado de semillas por encima