Deporte y dieta siempre van de la mano y para obtener buenos resultados es importante que haya equilibrio entre ambos. Es importante comer antes de ir a entrenar y, sobre todo, no jugar con la comida porque puede producir hipoglucemias.

Hay que tener claro que no es buena idea ir a entrenar si han pasado ayunos prolongados de más de 10 horas. Ante la duda, siempre es mejor ingerir algún alimento antes de entrenar que ir sin comer nada. Conviene alimentarse antes de hacer cualquier práctica deportiva para asegurar las demandas energéticas. Pero según el deporte que practicamos es conveniente ingerir unos alimentos u otros. Te dejamos una pauta para que tengas en cuenta cual es la mejor elección:

• CARDIO
Lo más apropiado en este caso es hacer una comida ligera que contenga hidratos de carbono para que nos dé la energía suficiente para soportar el ejercicio que haremos. Si ingerimos demasiados alimentos puede ocasionar náuseas. Algunas recomendaciones que te damos es que tomes frutas como plátano, mango o una barra integral de fruta. También los frutos secos son una buena opción como nueces, almendras o cacahuetes.

• YOGA Y PILATES
El yoga es un ejercicio que requiere mucha flexibilidad, por eso mismo, también se recomienda consumir alimentos livianos pero que aporten proteínas, fibra, vitaminas, minerales e hidratos de carbono. Una sugerencia que te damos es desayunar un yogurt con cereales integrales y arándanos. Lo importante es también que los alimentos aporten carbohidratos de absorción lenta ya que impiden la fatiga muscular durante el ejercicio.
Después de la clase, puedes comer algo más contundente como un bocadillo.

• RUNNING
Correr implica mucho esfuerzo físico, por eso mismo es importante ingerir carbohidratos complejos, así se absorben más lentamente en el intestino y se evitan las bajadas de azúcar en la sangre. También te recomendamos que consumas verduras en variadas preparaciones y preferir carnes y pescados blancos porque aportan proteínas de fácil digestión. Imprescindible también hidratarse antes, durante y después de correr.

Es como el cardio realmente pero según intensidad y distancia será necesarias mayores cantidades de carbohidratos. Pre running verduras no darán energía y la fibra empeora los posibles problemas digestivos. La carne y el pescado sería post deporte.

Si es un cardio ligero con frutos secos se puede llevar bien como decíais en primer párrafo porque con grasas es suficiente. En cuanto hay mas distancia o intensidad se necesita más carbohidrato.

• NATACIÓN
Para la natación es importante incorporar comestibles ricos en grasas vegetales que ayuden a mantener la temperatura corporal y aportan calorías adicionales con poca cantidad de alimento. Por ejemplo, frutos secos como nueces, almendras o avellanas. También es aconsejable fraccionar la alimentación en no menos de seis veces al día.
Pasa como el running y el cardio.

• ZUMBA
Antes del entrenamiento se deben consumir también comidas ligeras como verduras y carnes blancas, combinar avena y yogurt o barras de cereales con leche. Una vez salimos del gimnasio, se pueden comer alimentos que contengan proteínas y carbohidratos.
Limitar el consumo de alcohol también favorece la deshidratación en cualquier práctica deportiva.

• PESAS Y CROSSFIT
Lo ideal es consumir carbohidratos y proteínas, alimentos que nos dan la energía que necesitamos para realizar estas actividades. Una buena combinación sería un yogur natural con avena o leche de almendras con plátano. Lo importante también es conocer el propio organismo para saber que nos sienta mejor para nuestro cuerpo.