Abdominales hipopresivos. Has oído hablar de ellos, ¿verdad? Se trata de una práctica deportiva que en los últimos años se ha convertido en tendencia, ya que muchas famosas y modelos la han usado para mejorar sus figuras.

Si no te suena el nombre, o bien quieres saber más de esta técnica, aquí te dejamos todo lo que necesitas saber sobre los abdominales hipopresivos.

¿Qué son?

Los abdominales hipopresivos son una serie de ejercicios técnicos de control respiratorio y corporal centrados en la tonificación de la musculatura abdominal y del suelo pélvico, por lo que son ideales para reducir la zona abdominal y conseguir un vientre plano.

Este ejercicio, además de poder hacerlo en casa y sin necesidad de material complementario, ofrece una serie de ventajas y beneficios importantes respecto a los abdominales tradicionales.

Beneficios estéticos:

  • Reducen el perímetro de la cintura
  • Tonifican y definen la zona abdominal
  • Permiten reducir el efecto “barriga hinchada”


Beneficios de salud:

  • Permiten mejorar la postura de la espalda
  • Disminuyen los dolores de lumbares
  • Aumentan la flexibilidad y la capacidad respiratoria
  • Mejoran el funcionamiento intestinal
  • Refuerzan la musculatura del suelo pélvico
  • Facilitan una mejor recuperación postparto
  • Ayudan a reducir la incontinencia urinaria y fecal
  • Evitan las hernias abdominales
  • Incluso pueden combatir la eyaculación precoz


Sin embargo, para conseguir buenos resultados es importante que los hipopresivos se realicen correctamente. Por ello, antes de iniciarte con esta práctica consulta con nuestros entrenadores de Club Metropolitan que te indicarán cómo respirar, qué posturas debes mantener, y te ayudarán con todas tus dudas. Busca tu centro más cercano aquí. ¡Te estaremos esperando!

¿Cómo se hacen?

Ahora que ya conoces brevemente qué son y todos sus beneficios, vamos a darte algunas indicaciones para hacer este tipo de ejercicios.

Para conseguir una técnica adecuada de hipopresivos es imprescindible realizar un trabajo complejo de respiración. Estos ejercicios se deben realizar en apnea, manteniendo la postura y la respiración durante unos 20 segundos. Es decir, tendrás que aguantar el cuerpo en apnea durante varios segundos, concentrándote en tensar y hundir el abdomen al completo, elevando el diafragma al inspirar y deberás terminar expulsando todo el aire con lentitud.
Los hipopresivos están indicados tanto para hombres y mujeres con el objetivo de mejorar su apariencia estética y su salud, como para profesionales del deporte. Sin embargo, es importante remarcar que este tipo de ejercicios no son recomendables para embarazadas, personas con hipertensión o personas que se hayan sometido a algún tipo de cirugía abdominal.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que el mejor momento para hacer hipopresivos es por la mañana en ayunas, antes de desayunar. Y para notar resultados, es recomendable realizarlos al menos tres días a la semana durante unos 30 minutos.

Rutina de ejercicios

Finalmente, vamos con una pequeña rutina de abdominales hipopresivos. Te dejamos con cuatro ejercicios de hipopresivos para principiantes, fáciles y muy efectivos.

  1. Hipopresivos de pie

    Ponte de pie con las piernas ligeramente abiertas a la anchura de las caderas, con la espalda y el cuello bien estirados y las manos en la cadera. Pon el mentón un poco hacia adentro y el tronco erguido también hacia adelante. Inspira y expira en tres ocasiones y a la siguiente contrae el abdomen tanto como puedas. Aguanta la postura durante unos segundos manteniendo la respiración y repite.
     
  2. Hipopresivos sentado

    Siéntate en el suelo con las piernas cruzadas o en una silla con los pies apoyados en el suelo. Con la espalda recta y los brazos sobre tus caderas, haz tres respiraciones profundas. A la cuarta suelta por completo el aire, hunde tu abdomen hacia adentro y mantén la posición unos segundos.
     
  3. Hipopresivos en cuadrupedia

    Ponte en cuadrupedia, de manera que las rodillas queden alineadas con tu cadera y los brazos extendidos a la altura de los hombros. Con la espalda recta alargando el tronco, apóyate en el suelo con las manos y con los dedos de los pies. En esta posición, flexiona un poco los codos y haz tres respiraciones profundas y a la siguiente, contrae el abdomen y aguanta quieto unos segundos.
     
  4. Hipopresivos tumbado

    Estírate boca arriba con las piernas ligeramente flexionadas de manera que los talones queden apoyados en el suelo y el resto del pie elevado. Flexiona tus brazos y ponlos a la altura del vientre. Realiza tres respiraciones profundas y a la cuarta, hunde el abdomen y aguanta la respiración unos segundos.

A pesar de nuestras recomendaciones y plan de ejercicios, te recordamos que lo mejor es hacer hipopresivos con asesoramiento profesional para no correr riesgos y lograr los mejores resultados. En Metropolitan podrás pedir consejo a nuestros instructores o apuntarte a nuestras clases y/o cursos específicos de hipopresivos. ¡Consulta los horarios!