Barcelona presenta una atmosfera encantadora durante todo el año, y prueba de ello es la cantidad de visitantes que recibe anualmente, una cifra que no para de incrementar. La ciudad condal es un lugar abierto al mundo, cosmopolita y que consigue atraer visitantes no sólo temporales sino también residentes. Además de ofrecer las condiciones climatológicas y paisajistas ideales para disfrutar de su ocio, cultura y gastronomía, en los últimos años Barcelona ha empezado a convertirse en una ciudad de referencia para atraer talento, centros de investigación e innovación.

En una época del año tan mágica como la Navidad, ¿cuánta gente en el mundo no desearía poder disfrutarla en una ciudad como Barcelona? Si tú tienes la suerte de vivir allí o tienes previsto visitarla durante estas vacaciones, toma nota de estos 5 planes para hacer en Barcelona en diciembre:

1. Conciertos y espectáculos musicales

El Gran Teatre del Liceu se vestirá de gala estas navidades para acoger algunos de los conciertos más emblemáticos del año en Barcelona. Una pieza clásica como los Cuentos de Navidad de Charles Dickens de la mano del pianista Albert Guinovart harán vibrar a al público impregnado por el espíritu navideño. ¡Muy recomendable! Fechas: sábado 21 y domingo 22 de diciembre a las 12 horas.

El Palau de la Música será otro de los escenarios que vivirá la experiencia navideña con más intensidad. Hospedará obras tradicionales como el Gran Concierto de Año Nuevo (15, 25, 29 y 31 de diciembre) y el Gran Concierto de Navidad, con la obras El Cascanueces de Txaikovski, el ballet clásico por antonomasia, y la representación de la Sinfonía nº 5 de Beethoven (22 de diciembre).

2. Feria de Navidad en El Port Vell

Barcelona estrena este mes de diciembre la Feria de Navidad en la Plaza del Portal de la Pau del Port Vell. Contará con una extensión de 5.000m² y contará con una gran variedad de paradas y actividades típicas y singularmente navideñas como un belén flotante, un tío vivo y un árbol de Navidad de 30 metros de altura. Estará disponible del 5 de diciembre al 5 de enero de 2020. Sin duda, una buena oportunidad para empaparse del espíritu navideño.

3. Mercadillos navideños

Quienes adoran la Navidad, saben que los mercadillos navideños marcan el espíritu de la Navidad en cualquier lugar del mundo, y en Barcelona especialmente. La Fira de Santa Llúcia, situado en la Avenida de la Catedral, es el decano de la ciudad barcelonesa, y este año cumplirá su 232º aniversario. Tiene alrededor de 280 paradas con todo tipo de artículos navideños hechos a mano, pero el Tió gigante es, sin duda, el que personaje que despierta más atractivo entre la gente, especialmente entre los más pequeños.  La feria navideña más emblemática de Barcelona está disponible todos los días (festivos incluidos) del 29 de noviembre al 23 de diciembre. ¡No dejes de visitarla!

4. Chocolate con churros

¿Sabías que comer chocolate con churros es uno de los atractivos turísticos más solicitados de Barcelona? Si no tienes por costumbre deleitarte con esta maravilla, estas navidades tienes una oportunidad perfecta para disfrutar de una las meriendas más preciadas de la ciudad. La Granja Viader o el Petritxol, situadas en el casco antiguo de la ciudad son algunas de las granjas más famosas de Barcelona.

5. Carrera de San Silvestre

La carrera de San Silvestre (también conocida como Cursa dels Nassos) se ha convertido ya en un símbolo de Barcelona para cerrar el año. Se celebra el 31 de diciembre y tiene un recorrido de 10 km por el centro urbano de la ciudad. En ella participan personas de todas las edades y condiciones en un ambiente de pura festividad. Sin duda, una forma excelente de hacer salud en vísperas de la noche más esperada del año.