Existen muchos mitos y falsas verdades sobre cómo perder grasa corporal, relacionadas sobre todo con la alimentación y el deporte. Si bien es cierto que el único secreto para perder esos kilos de más y conseguir un peso y un estado de forma saludables es realizando un cambio de hábitos mediante una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico regular, los mitos sobre la pérdida de peso siguen estando muy presentes en nuestra cultura y, muchos de ellos, se han convertido en auténticas leyendas urbanas.

Cuando se trata de perder peso, lo más recomendable es asesorarte con un especialista. En Metropolitan cuentan con un equipo de expertos en dietética y nutrición clínica y deportiva, así como un completo equipo de especialistas en entrenamiento personal para combinar el asesoramiento nutricional con el deportivo. Solo así se pueden conseguir los objetivos de forma saludable y controlada.

Además de contar con asesoramiento especializado, es importante detectar las frases más típicas o mitos más consolidados sobre la pérdida de peso y, así, evitar caer en la trampa.

El cardio es la única solución para perder grasa acumulada

El mito de que solo el cardio ayuda a perder peso es una de las razones por las cuales muchas personas entrenan únicamente en la cinta de correr o en la elíptica. Pero la realidad es otra. La fórmula más recomendada para deshacerse del exceso de grasa acumulada es combinar el ejercicio cardiovascular con ejercicio funcional y de tonificación. El cardio te ayudará a quemar calorías mientras que la tonificación te ayudará a no perder músculo y mantener un estado de forma óptimo. Algunas de las actividades de cardio pueden ser las de alta intensidad como el HIIT o el CrossMet así como el Fitness Condition, una actividad coreografiada que combina el trabajo cardiovascular, tonificación y movilidad articular.

Es necesario eliminar los carbohidratos de la dieta

Otro de los mitos más instaurados sobre la pérdida de peso es la idea de que los carbohidratos se deben eliminar de la dieta para adelgazar. El cuerpo obtiene la mayor parte de la energía que necesita a través de los carbohidratos o hidratos de carbono, por lo que es un alimento imprescindible en una dieta equilibrada y saludable. No obstante, como todo, en exceso puede suponer un freno para la pérdida de grasa corporal. Si se consume más energía (carbohidratos) de la que se quema, el cuerpo la almacena por si la necesita más adelante. Y lo hace en forma de grasa corporal. Este es el motivo por el que algunas “dietas milagro” eliminan completamente los carbohidratos de su planificación, pero no conviene demonizarlos, ya que cumplen con una clara función en nuestro cuerpo como es el aporte energético. El equipo de expertos en Dietética y Nutrición de Metropolitan recomiendan controlar su ingesta y, sobre todo, centrarse en los hidratos más saludables o que más nutrientes aportan al organismo, por ejemplo, sustituyendo los productos refinados como el plan blanco, la pasta o el arroz por sus versiones integrales.

Consumir bebida vegetal en vez de leche vaca ayuda a perder peso

¿Las bebidas vegetales engordan menos? La respuesta es no. Decantarse por una bebida vegetal en vez de la leche de vaca no aporta ningún efecto favorable en cuanto a la salud y a la pérdida de grasa corporal. Al contrario, puede provocar un déficit de calcio e incrementar la ingesta de azúcares, grasas o sal.

El ejercicio físico compensa una mala alimentación

La práctica de actividad física en ningún caso sirve para contrarrestar una mala alimentación ni para compensar una ingesta elevada de calorías. Por mucho deporte que se practique, si no se complementa con una dieta equilibrada y saludable, puede incluso provocar el efecto contrario y acabar incrementando el peso. Por ello, el equipo de Dietética y Nutrición de Metropolitan recomienda llevar una dieta basada en el consumo de frutas, verduras y legumbres, reduciendo el consumo de carne y evitando la ingesta de azúcares y grasas no saludables.

Comer de noche aumenta las posibilidades de ganar peso

Es posible que lo hayas escuchado cientos de veces. La creencia de que comer por la noche engorda más que en cualquier otro momento del día es uno de los mitos más asentados. Sin embargo, es rotundamente falso. Para conseguir un peso saludable no es necesario saltarse ninguna comida. La clave está en los ingredientes y las cantidades. Y es que el cuerpo no deja de trabajar al acabar el día, se activa en función de la energía que le aportamos a través de las calorías ingeridas. Por ello, lo más recomendable para no ganar peso o reducirlo es evitar los excesos y alimentarse de forma equilibrada y saludable, además de combinarlo con una rutina de entrenamiento físico regular.