Las bandas elásticas o bandas de resistencia son uno de los materiales más útiles y versátiles para entrenar y ejercitar todo tu cuerpo sea donde sea. Un accesorio barato que permite realizar una gran multitud de ejercicios, aumentando su intensidad, y estimular la musculatura de todo el cuerpo: brazos, abdomen, glúteos y piernas.

Además, aunque existen cintas elásticas de distintos niveles de resistencia para adaptarlas a tus necesidades, con una misma cinta, en función de lo que la estires, puedes ir aplicando más tensión de forma progresiva y trabajar más o menos la zona.

A continuación, te dejamos con cinco ejercicios sencillos para incorporar a tu rutina de entrenamiento y trabajar distintas zonas de tu cuerpo.

  1. Apertura de espaldas
    Como indica el mismo nombre, este ejercicio está pensado para trabajar la zona de la espalda. Te explicamos cómo hacerlo.
    Ponte recto de pie con las piernas ligeramente abiertas al mismo ancho que los hombros y con cada mano, agarra los dos extremos de la goma. Eleva los brazos a la altura del pecho y ábrelos tanto como puedas tirando de la cinta hacia atrás. Durante el movimiento abre el pecho y junta las escápulas, y vuelve suavemente a la posición inicial.
    Mantén la espalda erguida durante el ejercicio, los brazos bien estirados y no eleves los hombros. Recuerda hacerlo en un ritmo constante y pausado, sin hacer tirones bruscos.
    Como más estrecha agarres la goma, más tensión pondrás en el ejercicio y más ejercitarás los músculos de la espalda.
     
  2. Curl de bíceps
    Con este ejercicio vamos a concentrar toda la actividad en los brazos, concretamente en los bíceps. ¿Cómo lo hacemos?
    Ponte de pie con los pies separados a la altura de los hombros y pisa la goma elástica. Coge cada extremo de la cinta con las manos y con los brazos bien pegados al cuerpo, súbelos a la vez flexionando los codos. Baja a la posición inicial lentamente.
    Aquí es importante mantener el cuerpo recto y estático, y mantener la parte superior del brazo pegada al cuerpo, ya que el movimiento solo implica la parte inferior del brazo, de la mano hasta el codo. Cuanto más estires la cinta, más trabajarás los bíceps.
     
  3. Pallof press
    Con este ejercicio vamos a trabajar principalmente la zona del abdomen y oblicuos. Te explicamos cómo hacerlo.
    Fija la banda elástica en algún lugar estable en posición horizontal y colócala a la altura de tu abdomen. Sitúate de lado, de pie y con los pies a la altura de los hombros y flexiona levemente las rodillas con la cadera hacia atrás. Agarra la goma con las dos manos y empújala hacia adelante con los brazos estirados.
    Para aumentar la intensidad del ejercicio, aléjate cada vez más de la cinta para añadirle más tensión. Si te pones aún más inclinado hacia el otro lado de la cinta, también trabajarás los abdominales oblicuos.
     
  4. Patada de glúteo
    Esta actividad centra principalmente el trabajo en la zona de los glúteos. Sin embargo, también se activa la musculatura del core para mantener el cuerpo recto y en equilibrio. Esto es lo que necesitas saber para hacerlo.
    Ponte recto de pie y coloca la cinta elástica alrededor de tus piernas a la altura de los tobillos. Mueve ligeramente un pie hacia atrás y sube ligeramente la pierna manteniéndola recta. Haz varias repeticiones de forma suave y cambia de pierna.
    Para este ejercicio es importante que la pierna de apoyo se mantenga un poco flexionada y que la espalda y la pierna con la que trabajemos estén rectas.
     
  5. Sentadilla
    Las sentadillas permiten fortalecer las piernas y tonificar los cuádriceps y los glúteos, además de trabajar los abdominales y espinales.
    Si quieres añadir un poco más de intensidad a este ejercicio clásico, la banda elástica es una buena opción para obtener mejores resultados. ¿Y cómo hacer una sentadilla con la banda elástica?
    Ponte de pie con los pies separados a la altura de los hombros y pisa la banda elástica con los pies. Estira la cinta hacia arriba y sitúala alrededor de tu espalda, si es circular, o bien cógela de los extremos. Flexiona la cadera y las rodillas hacia atrás y ve bajando el cuerpo suavemente con la espalda recta. Sube el cuerpo hasta la posición inicial con un ritmo constante.
    Cuanto más estires la goma y más tensión le pongas, más duro será el ejercicio y más trabajarás. Y cuanto más lentos hagas los movimientos, también.


En Club Metropolitan te asesoraremos y te daremos más ideas de ejercicios que puedes hacer con la cinta. Consulta tu centro más cercano aquí.