¿Alguna vez has estado en una sauna? Si es que sí, después, ¿qué has hecho? ¿Te has dado un baño de agua fría? ¿Has oído hablar del contraste frío calor? ¿Crees que es beneficioso para la salud? ¿O más bien un riesgo? ¡Sigue leyendo, te explicamos todo esto y más!

Si alguna vez has estado en algún sitio en el que haya una sauna y la hayas utilizado o cualquier actividad de calor, de seguro los expertos te habrán recomendado que después te des una buena ducha de agua fría. Pero, ¿sabes por qué lo hacen?

El contraste del calor al frío es una práctica que hace estimular la circulación del cuerpo humano a la vez que el riego sanguíneo y el aumento de los vasos sanguíneos. Además sirve para limpiar los tejidos, reducir los edemas, disminuir la rigidez y el dolor antes de la rehabilitación y la práctica de ejercicio, y finalmente, el contraste térmico es bueno para la movilización y estimulación del sistema nervioso autónomo.

A día de hoy, han surgido nuevas técnicas para que esta práctica sea mucho más intensa y eficaz. ¿Sabes cuáles son? ¡Correcto, la fuente de hielo! Esta es una alternativa a la ducha de agua fría recomendada después de una actividad de calor.

La fuente de hielo tiene como objetivo proporcionar el mayor contraste térmico en los ciclos de baños termales. Esta, tal como su nombre indica, consiste de una fuente que proporciona hielo, el cual debes coger y frotártelo por el cuerpo. Al hacerlo la persona se beneficia de los aspectos comentados anteriormente y más. ¿Quieres conocerlos? ¡Sigue leyendo!

A continuación tienes ¡los 5 beneficios de la fuente de hielo!

  • Aumento de la experiencia de la actividad de calor. Si cuando sales de la sauna, o después de realizar cualquiera de las actividades de calor que tengas al abasto, utilizas la fuente de hielo, tu práctica será mucho más intensa.
     
  • Exfoliación de la piel. El suave roce del hielo con la piel hace que se eliminen las impurezas y las células muertas de las capas más superficiales de la piel.
     
  • Relajación muscular. Aunque cuando pasas del calor al frío puedas notar que tus músculos se contraen por el fuerte cambio térmico, cuando terminas la práctica tus músculos estarán más relajados que nunca.
     
  • Eliminación del ácido láctico. La acumulación de ácido láctico se traduce en fatiga muscular, falta de energía e imposibilidad de contraer los músculos. En resumen, lo que hace es poner límites al rendimiento de las personas cuando están en un entrenamiento de alta intensidad. La práctica del contraste del calor al frío, con la fuente de hielo, consigue eliminar el ácido láctico acumulado.
     
  • Vasoconstricción. La vasoconstricción es un estado en el que la túnica media de los vasos sanguíneos se contrae. Con lo que cuando se da este proceso, a la sangre le es más difícil pasar a través de las arterias o venas. Esto se traduce a que cuando las personas sienten frío, esto les genera calor o al revés, con el fin de adaptar el cuerpo a la temperatura ambiente. De esta manera, lo beneficioso del contraste térmico en esto, es que permite al cuerpo humano a adaptarse en situaciones que impliquen tanto bajas como altas temperaturas.

Seguro que después de conocer los beneficios de la fuente de hielo te han entrado ganas de ir a la sauna y después probar con esta práctica, ¿verdad?

En el club ¡se puede hacer tu sueño realidad! Ven al spa y prueba la fuente de hielo, ¡seguro que no te arrepentirás!