Hoy en día el yoga es una de las técnicas más utilizadas para combatir el estrés. El ritmo frenético, los horarios intempestivos y el cúmulo de obligaciones pueden provocar que nuestro sistema nervioso se bloquee y la persona afectada sienta síntomas de estrés y ansiedad.

Para frenar el estrés y conseguir el bienestar interior, prácticas de relajación como la meditación o el yoga son fundamentales para el día a día y sus beneficios lo demuestran. De hecho, gracias a los beneficios de esta disciplina ancestral, muchos expertos de la salud la usan como tratamiento y medida preventiva de malestares físicos y emocionales.

A diferencia de otro tipo de ejercicio físico, el yoga es una técnica orientada a desarrollar el bienestar interior, segregando endorfinas y liberando toxinas y estrés mientras se practica, así como durante el resto del día. Sin embargo, existen 4 posturas de yoga clave para conseguir relajar tu cuerpo y mente y aliviar el estrés. ¡Toma nota!

1. Utthita Chaturanga Dandasana o postura del bastón

 

 

 

 

 

 


 

Esta asana es una de las más completas y un eslabón clave en el famoso saludo al sol. Para entrar en la postura y conseguir un chaturanga perfecto, túmbate sobre la esterilla boca abajo, dobla los codos para apoyar las manos a los lados del pecho y separa las piernas estiradas al ancho de tus caderas. Ahora, apoya los dedos de los pies en el mat e impúlsate para elevar el cuerpo hasta que tus brazos formen una L y tu cuerpo quede paralelo al suelo.


Beneficios:
Permanece en la postura final durante unos 30 segundos. Repite el ejercicio 3 ó 4 veces con descansos de 10 segundos y fortalecerás los brazos y sus articulaciones: hombros, codos y muñecas. Además, al mantener el cuerpo firme y estirado, tonificarás las piernas y quemarás la grasa del abdomen.

2. Navasana o postura del barco


 

¿Tu objetivo es tener un abdomen plano y definido? Sube a bordo de Navasana o Postura del barco y, si te atreves, a su versión avanzada.
Pasos:
Siéntate sobre tu esterilla con la espalda recta y las plantas de los pies apoyadas en el suelo. Sin curvar la espalda y abriendo el pecho, inclínate hacia detrás y eleva las piernas al mismo tiempo. Encuentra el equilibrio y con la fuerza del abdomen, estira las manos a los lados de las piernas y coloca las piernas en ángulo recto. ¿Lo tienes? Resiste y da un paso más en tu práctica:
Cuando llegues a la postura final y solo si no te cuesta mantener la espalda recta, estira las piernas.


Beneficios:
Haz series y aumenta el tiempo de permanencia con cada intento empezando con 5 segundos. Durante este tiempo de tensión, quemarás más grasa que con los abdominales tradicionales. Y al mantener el equilibrio, en esta asana también fortalecerás los músculos de las caderas y la espalda.

3. Utkatasana o postura de la silla

 

 

 

 

 

 


 

Esta asana podría ser una buena candidata a sustituir las conocidas sentadillas. Y además aporta beneficios extra. ¿Quieres saber cómo practicarla? ¡Toma nota!


Pasos:
Empieza de pie en tu mat con las extremidades relajadas y las piernas juntas. Levanta los brazos rectos y totalmente estirados. Aquí te damos dos opciones: puedes mantener los brazos alienados con los hombros y las palmas de las manos mirándose entre sí, o juntarlas con los dedos siempre apuntando hacia el techo. Y ahora dobla las rodillas llevando el peso de las caderas hacia abajo. ¡Ojo! Lasas rodillas no deben quedar más adelantadas que los dedos de los pies.


Beneficios:
Aguanta mínimo 10 segundos y haz 10 repeticiones. Poco a poco irás ganando fuerza, tonificarás los muslos y glúteos y estilizarás las piernas.

4. Postura Lateral Vasisthasana




La postura del arco o Dhanurasana puede parecer un asana difícil, pero después de calentar y haber realizado alguna que otra postura, no te resultará tan complicada y es verdaderamente poderosa. Es una de las posturas clave para aliviar el estrés y la ansiedad y mejora la concentración. Además, mientras la pones en práctica estarás fortaleciendo la columna vertebral y estimulando los órganos abdominales y el cuello.

¡Libérate del estrés practicando estas posturas de yoga desde hoy mismo! Solo necesitas una esterilla, ropa cómoda y ganas de empezar. Si eres constante y las practicas a diario empezarás a notar sus beneficios casi desde el primer día.

Recuerda que puedes disfrutar de clases de yoga en cualquier centro Metropolitan de Barcelona, Madrid, Zaragoza, Sevilla, Bilbao, La Coruña, Vigo, Santander, Murcia y Torrelavega. Si quieres más información accede a la web de Metropolitan y consulta los horarios y tarifas de cada centro.