Hoy en día el yoga es una de las técnicas más utilizadas para combatir el estrés. El ritmo frenético, los horarios intempestivos y el cúmulo de obligaciones pueden provocar que nuestro sistema nervioso se bloquee y la persona afectada sienta síntomas de estrés y ansiedad.

Para frenar el estrés y conseguir el bienestar interior, prácticas de relajación como la meditación o el yoga son fundamentales para el día a día y sus beneficios lo demuestran. De hecho, gracias a los beneficios de esta disciplina ancestral, muchos expertos de la salud la usan como tratamiento y medida preventiva de malestares físicos y emocionales.

A diferencia de otro tipo de ejercicio físico, el yoga es una técnica orientada a desarrollar el bienestar interior, segregando endorfinas y liberando toxinas y estrés mientras se practica, así como durante el resto del día. Sin embargo, existen 4 posturas de yoga clave para conseguir relajar tu cuerpo y mente y aliviar el estrés. ¡Toma nota!

Postura del niño

 

 

 

 

 


 

La postura del niño o Balasana es muy sencilla y aporta muchos beneficios para el organismo. Estira los hombros y descarga la zona lumbar mientras el cuerpo y la mente se relajan. Es una postura cómoda que puedes practicar durante varios minutos y disfrutar de sus efectos. Se puede realizar con los brazos estirados hacia adelante o recogidos al lado del cuerpo y hacia atrás.



Postura del puente


 

La postura del medio puente o Setubandhasana fortaleces los músculos abdominales y lumbares, aliviando dolores que puedan residir en esa zona. Al ponerla en práctica, las vértebras torácicas y las lumbares se estiran en dirección opuesta, permitiendo que la rigidez y tensión acumulada se libere y de la columna vertebral. Esta postura de yoga es muy fácil de practicar y es muy poderosa contra los síntomas del estrés.

Postura de piernas sobre la pared

 

 

 

 

 


 

Otra de las posturas de yoga antiestrés es la postura de piernas sobre la pared. Es sencilla, cómoda y muy beneficiosa, porque mediante este asana tonificas y estiras el pecho, los muslos y las pantorrillas mientras descansas y relajas las piernas. Elevando las piernas, el flujo sanguíneo aumenta y el sistema nervioso parasimpático se activa, reduciendo el estrés, relajando el cuerpo y consiguiendo mayor bienestar.

Postura del arco


La postura del arco o Dhanurasana puede parecer un asana difícil, pero después de calentar y haber realizado alguna que otra postura, no te resultará tan complicada y es verdaderamente poderosa. Es una de las posturas clave para aliviar el estrés y la ansiedad y mejora la concentración. Además, mientras la pones en práctica estarás fortaleciendo la columna vertebral y estimulando los órganos abdominales y el cuello.

¡Libérate del estrés practicando estas posturas de yoga desde hoy mismo! Solo necesitas una esterilla, ropa cómoda y ganas de empezar. Si eres constante y las practicas a diario empezarás a notar sus beneficios casi desde el primer día.

Recuerda que puedes disfrutar de clases de yoga en cualquier centro Metropolitan de Barcelona, Madrid, Zaragoza, Sevilla, Bilbao, La Coruña, Vigo, Santander, Murcia y Torrelavega. Si quieres más información accede a la web de Metropolitan y consulta los horarios y tarifas de cada centro.