¿Quién no ha soñado con un vientre plano o con la tableta de chocolate perfecta? Los abdominales son unas de las partes del cuerpo que más nos gusta trabajar pero también es cierto que, probablemente, es una de las más complicadas de definir. Te damos 10 claves para conseguir el objetivo deseado.

1. Ejercitar todos los grupos musculares
Por si no lo sabías, desde este preciso momento tienes que tener claro que los abdominales están formados por tres grupos musculares: el recto abdominal, los oblicuos y los lumbares. Eso quiere decir que, para ejercitar bien cada uno de ellos, hará falta ejecutar distintos ejercicios. Olvídate de los crunches típicos de toda la vida, también hay que realizarlos pero… ¡Hay más vida después de ellos! Es importante ir variando las rutinas para que el músculo se fortalezca.

2. Realizar ejercicios complementarios
Existe el falso mito de que solo realizando rutinas específicas de abdominales conseguiremos la tableta de chocolate perfecta. ¡Eso no es así! Seguir estos ejercicios básicamente ayuda a fortalecer la zona y a ganar fuerza, pero si realmente queremos eliminar la grasa localizada en los abdominales, conviene realizar ejercicios de alta intensidad como burpees, sentadillas o peso muerto. Y es que la combinación de fuerza y cardio es muy beneficiosa.

3. Ejercitar los abdominales al final de tu entrenamiento
Algo fundamental y que mucha gente pasa por alto. No interesa ejercitarlos al principio de nuestra rutina diaria, ya que fatigarlos desde el principio impedirá realizar correctamente otros ejercicios donde también esté involucrada nuestra zona abdominal. Hay que tener en cuenta que los abdominales constituyen la parte más importante de la zona media del cuerpo y una de sus funciones es equilibrarlo.

4. 15 minutos es el tiempo ideal
Como máximo. Por ejemplo, tres series de ejercicios variados serán más que suficientes para definir poco a poco esos abdominales que deseas. En Club Metropolitan, la actividad dirigida ABD 15´ te lo pone fácil. ¡Entrena con nosotros y comprueba que no hace falta invertir más tiempo!

5. Evitar entrenar todos los días
Al igual que cualquier otro grupo muscular de nuestro cuerpo, los abdominales necesitan descanso después de exprimirlos al máximo. No es aconsejable ejercitarlos diariamente porque puede resultar contraproducente y lo único que conseguiremos es sobrecargarlos o incluso lesionarlos. La constancia es clave pero debemos darles un poco de tregua.

6. Olvidarse de métodos milagrosos
No existe ningún método mágico para tener unos abdominales de diez. Lo más efectivo y saludable es hacer ejercicio, disfrutarlo y ver como, poco a poco, consigues resultados.

7. Cuidar tu dieta
Es el verdadero secreto aparte del trabajo físico que puedas realizar. No te servirá de nada seguir un entrenamiento completo e intenso si no lo combinas con una alimentación equilibrada y saludable.

8. Cinco comidas al día
Nuestro cuerpo debe tener energía en todo momento, así que lo mejor es realizar cinco comidas diarias. Desayuno a las 7-8h, almuerzo sobre las 10-11h, comida a las 13-14h, merienda alrededor de las 17-18h y cena a las 20-21h. Esto puede servir como referencia. Lo ideal es ingerir alimentos cada 3 o 4 horas.

9. Asesoramiento personal
Si tienes claros todos los consejos anteriores, ya tienes mucho ganado. Eso sí, siempre es positivo dejarse asesorar por profesionales, ya sea a nivel físico por un entrenador personal o a nivel de dieta por un nutricionista. Segurísimo que optimizarás resultados y lograrás tus metas.

10. Paciencia y optimismo
Acuérdate de que hace falta ser constante y tener paciencia. Nuestro cuerpo tiene memoria, si trabajas bien y te cuidas, tu esfuerzo se verá recompensado.

Nos vemos en el Club.