Con la llegada de días fríos a todos nos apetecen platos calientes. El problema, en muchos casos, es que no nos apetece estar dos horas cocinando. Para haceros la vida más fácil, hoy os presentamos un plato delicioso además de fácil: la sopa de miso.

Desde el mismísimo Japón llega esta sopa que solo te llevará unos 15 minutos preparar. La sopa de miso es uno de los platos tradicionales del país nipón y tal y como su propio nombre indica su principal ingrediente es el miso. What? Sí, el miso. Es una pasta aromatizada de soja que puedes encontrar en grandes supermercados. ¡Te adelantamos que da un sabor riquísimo al plato!

Ready? Te contamos cómo preparar la sopa de miso para que disfrutes de su sabor y de sus propiedades. Pero antes debes saber que ¡hay varios tipos de miso!

Elige qué tipo de miso prefieres para tu sopa

Existen diferentes tipos de miso. Esta pasta se obtiene principalmente a partir de soja y de diferentes cereales, una combinación que además se fermenta con sal marina.

Según el cereal que incluya la pasta -o si no contiene cereales- hablamos de: Hatcho miso, que solo contiene soja;  Kome miso: hecho con soja y arroz blanco;  Genmai miso: elaborado con soja y arroz integral, y Mugi miso: con soja y cebada.

Por otra parte, según el tiempo de fermentación hablaremos de Shiro miso, que es el miso de poca fermentación, blanco y de sabor suave, o el Aka miso, con una fermentación mayor, es el miso rojo y cuenta con un sabor más fuerte.

Ingredientes para una Sopa de Miso Met

- Miso, el que te guste más (en Metropolitan el aka miso nos parece sabrosísimo, just saying!).
- Alga wakame deshidratada.
- Puerro.
- Zanahoria.
- Setas.
- Aceite de oliva.

Puedes personalizar tu propia sopa añadiendo aquellos ingredientes que te gusten. Por ejemplo, un alimento que puedes incluir en esta receta es el tofu.

Elaboración

1. Pon las algas en un bol con agua.

2. Sofríe en una olla, y con un poquito aceite de oliva, el puerro, la zanahoria y las setas. Si tienes pensado añadir más verduritas sofríelas también.

3. Una vez tengas las verduritas ya cocinadas añade agua a la olla y deja que se caliente y coja el sabor de las verduras.

4. Cuando el agua ya esté casi hirviendo y la sopa preparada, escurre las algas y añádelas.

5. Por último sirve la sopa en un bol y añade una cucharadita de miso. Remuévelo bien para que se diluya.

IMPORTANTE: recomendamos que cada comensal añada el miso a su sopa. Dependiendo si quiere un sabor más suave o más fuerte.

¿Por qué incorporar la sopa de miso a tu dieta?

¡Por su sabor, sus propiedades y su fácil preparación!

Este plato tiene un gran poder antioxidante, nos aporta minerales y también enzimas que facilitan la digestión.

Incorpora esta receta en tu dieta semanal y saborea cada cucharada de la Sopa de Miso Met. Esperamos que te guste tanto como a nosotros, yummy!