Se acerca la cena de Nochebuena. Una noche para disfrutar en familia y en la que no falta de nada en la mesa. La alegría de ver a esos familiares que viven lejos, la felicidad de reunirte con los que más quieres y la interminable conversación nos llevan a comer “sin control”. ¡Terminamos la cena llenísimos!

Lo mismo ocurre al día siguiente, el 25 de diciembre, otro de esos días de comilona. El arrocito, el vino o el couland terminan haciendo estragos en nuestro cuerpo, que pide a gritos un break. Os ponemos en situación: 25 de diciembre, son las 20h. y pensamos qué podemos cenar. ¡Algo habrá que cenar!

Para ese tipo de situaciones hemos preparado este post. ¡Compensa las grandes comilonas navideñas con las mejores ensaladas! Te presentamos las ensaladas MET para salir del paso.

1. Ensalada de espinacas con pollo y manzana

Necesitarás: espinacas frescas, pollo, manzana, aceite de oliva, sal y un aliño a tu gusto. En Metropolitan te recomendamos el vinagre de Módena.

Preparación: 1. Cocina el pollo a la plancha y después trocéalo. 2. Pela y corta en láminas la manzana. 3. Lava las espinacas frescas y colócalas en la ensaladera. 4. Añade el pollo y la manzana a las espinacas. 5. Por último: ¡el aliño!

2. Ensalada de cuscús con pimiento rojo, cebolla y aceitunas negras

Necesitarás: cuscús, pimiento rojo, cebolla, aceitunas negras, una pastilla de caldo de pollo o verduras, un limón, aceite de oliva y sal.

Preparación: 1. Lavamos el pimiento rojo y lo troceamos. 2. Pelamos y troceamos la cebolla. 3. Cortamos en pequeños trozos unas pocas olivas. 4. Hervimos agua y añadimos media pastilla de caldo. 5. Ponemos en un plato hondo el cuscús y le añadimos el caldo (no demasiado, lo suficiente para que el cuscús se cueza). 6. Tras unos 2 o 3 minutos, cuando el cuscús esté cocido, añadimos el pimiento, la cebolla y las olivas. 7. Finalmente, aliñamos el plato con un poco de sal, unas gotas de aceite de oliva y unas gotas de limón exprimido.

3. Ensalada de rúcula con nueces y queso de cabra

Necesitarás: rúcula, nueces, queso de cabra y un buen aliño. Te recomendamos una salsa de mostaza y miel.

Preparación: ¡Muy sencilla! 1. Lava la rúcula. 2. Corta el queso de cabra. 3. Añade en una ensaladera la rúcula, el queso y las nueces. 4. Ahora el toque final: un aliño de mostaza y miel que le dará un sabor único.

4. Ensalada de canónigos con calabaza y piñones

Necesitarás: canónigos, calabaza, piñones y un buen vinagre balsámico.

Preparación: 1. Pela, trocea y cuece la calabaza. 2. Lava los canónigos. 3. Pon en la ensaladera la calabaza cocida, los canónigos y unos piñones. 4. Añade un toque de vinagre balsámico y lista para servir.

Se trata de sencillas recetas para compensar los excesos navideños y disfrutar de sabores únicos. ¡Así que ya sabes! Si te ha gustado alguno de estos platos, asegúrate de que tienes los ingredientes en casa.

Sal del paso con la propuesta de ensaladas MET.